La presidenta de la Asoenergía, gremio que reúne a los grandes consumidores del servicio en el país, María Luisa Chiappe, alertó por un incremento de por lo menos el 9% en el costo de la energía para hogares y empresas si se pone en marcha el nuevo modelo de contratación para el 2017.

Según la dirigente gremial, "este nuevo modelo contempla un techo de 220 pesos por kilovatio, lo que representa 80 dólares en el mercado internacional, y países pares de Colombia están por debajo de los 70 dólares, lo que refleja una sobrecarga en materia de costos".

Explicó que "hay contratos por los cuáles están pidiendo precios demasiado altos y esto hará se que presente un 9% de incremento en términos reales de las tarifas de la energía".

Recordó que las empresas del sector facturaron 700 mil millones de pesos en materia de energía el año pasado, situación que se vio agravada por la crisis energética que vivió el país a principios del año en curso.

Pidió además que se replantee a la baja el precio de escasez, ya que un nuevo incremento de este indicador va en contravía de la competitividad de la industria.

Señaló que es imperativo que el gobierno realice los cambios regulatorios que eviten este incremento para el bolsillo de los colombianos.