Cargando contenido

En la foto, el ministro Mauricio Cárdenas/ (Colprensa - Sofía Toscano)



El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, afirmó que la decisión de Standard & Poor’s (S&P) de revisar a la baja la calificación de Colombia, envía un mensaje de alerta sobre la importancia de mantener la senda de reducción del déficit fiscal.

(Lea acá: Standard & Poors rebajó la calificación crediticia del país)

Según Cárdenas, “no vamos a bajar la guardia, vamos a seguir trabajando firmemente por la estabilización macroeconómica”.

Para el Ministro, el compromiso del Gobierno es darle confianza a los inversionistas y tranquilidad al país de que se ha hecho un ajuste ordenado y responsable ante el gran choque que significó la caída de las exportaciones.

Dijo que “el país asumió ya la mayor parte de las medidas necesarias para estabilizar la economía: la reforma tributaria de hace un año, el aumento de tasas de interés para bajar la inflación y la devaluación del peso para cerrar nuestro déficit comercial”.

La firma justificó su decisión, entre otros aspectos, en la incertidumbre que generan las elecciones del próximo año y en las dudas sobre la capacidad del próximo gobierno de cumplir con la regla fiscal a partir de 2019.

Debate político


Esto nos invita a pensar con mucha responsabilidad, en el debate político que se avecina, en cuáles deben ser las fórmulas de política fiscal durante los próximos años”, sostuvo el Ministro.

Expresó que el país tiene que continuar aumentando los ingresos fiscales y seguir recortando el gasto.

“Ese es el mensaje que está enviando la firma calificadora con su anuncio del día de hoy. Es una señal de alerta para que las decisiones fiscales posteriores, a partir del 2019, se mantengan en la senda que nosotros hemos trazado”, afirmó.

De otro lado, la agencia mejoró la perspectiva de calificación de Negativa a Estable, lo que da a entender que no se realizarán revisiones adicionales a la baja en el futuro próximo.

Igualmente, Cárdenas resaltó que, a pesar de revisar a la baja la deuda colombiana, S&P mantuvo el grado de inversión del país, y otras dos firmas, Moody’s y Fitch, califican a Colombia como BBB.

“Tenemos que perseverar y mantener esa calificación BBB con esas dos firmas calificadoras”, anunció el ministro, quien insistió en que el país ha hecho las cosas bien.

“La economía se ha acomodado a esa nueva realidad con éxito y podemos despejar hacia adelante las dudas e incertidumbres que surjan”, apuntó.