Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia dinero.
Referencia dinero.
Colprensa

Con cinco votos a favor y dos en contra, la Junta Directiva del Banco de la República decidió mantener la tasa de interés de política monetaria en 1,75%.  

Al respecto, el gerente general del Banco de la República Leonardo Villar, explicó que esta decisión se tomó teniendo en cuenta el retorno de la tendencia de crecimiento, luego del retroceso en la actividad económica que produjeron los bloqueos a las vías y los problemas de orden público.  

Dijo que “se revisó al alza la proyección de crecimiento para 2021 desde 6,5% a 7,5%. Sin embargo, la brecha del producto permanece negativa y se mantienen excesos de capacidad en la economía, como lo reflejan las cifras del mercado laboral en un contexto de alta incertidumbre”. 

Le puede interesar: Desempleo en Colombia cae al 14,4% en junio, según el Dane 

La junta indicó que la inflación aumentó desde un nivel inferior a 2% en el primer trimestre a 3,3% en mayo y a 3,63% en junio. 

El Banco de la República señaló que las presiones sobre los precios tuvieron un origen interno y externo. Sin embargo, la inflación sin alimentos ni regulados, continuó en un nivel bajo de 1,87% en junio.

No obstante, Villar no descartó una subida en las tasas en los próximos meses, teniendo en cuenta el comportamiento de la inflación y la revisión al alza de los pronósticos de crecimiento.   

Mencionó que “algunas de estas presiones inflacionarias podrían tener persistencia en el contexto de una economía que continúa recuperándose y reduciendo sus excesos de capacidad, afectando las expectativas de inflación”. 

Por otra parte, el equipo técnico prevé que el déficit de la cuenta corriente aumentaría de 3,4% del PIB en 2020 a 4,5% en 2021 y a 4,3% en 2022.

Esta proyección está en línea con la recuperación prevista de la demanda interna, en la que se destaca el repunte del consumo de los hogares y la inversión. La moderación del déficit de cuenta corriente a partir de 2022 sería coherente con la implementación de la reforma tributaria recientemente presentada por el Gobierno. 

Lea también: Flujo de turistas al exterior se reactivó en 68% en junio, pese a la devaluación del peso colombiano

Los miembros de la Junta Directiva coincidieron en que se estaría cerrando el espacio para mantener la magnitud actual del estímulo monetario, dado el comportamiento de la inflación y su posible persistencia como también la revisión al alza de los pronósticos de crecimiento.  

Bajo estas condiciones y teniendo en cuenta el balance de riesgos, la Junta decidió por mayoría mantener inalterada la tasa de intervención de política monetaria.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.