El Banco de la República reveló las minutas de la última reunión del año de la junta del Emisor, en la que se decidió mantener estables las tasas de interés, en el 4,75%.

En dicha reunión, los codirectores señalaron que esperan que en los primeros meses del 2018, la inflación se sitúe por debajo del 4%.

"En síntesis, para diciembre de 2017 se espera que la inflación finalice cercana al 4%, y que disminuya en el primer trimestre del siguiente año, en parte como consecuencia de la reversión de los choques transitorios que la han alejado de la meta", se revela en las minutas.

La junta también mostró su preocupación por la desaceleración en el consumo de los hogares. Según las minutas, "en el último mes continuó la desaceleración del crédito, explicada principalmente por la moderación del endeudamiento de los hogares, en particular en la modalidad de consumo. El crédito comercial también se desaceleró en noviembre y registró un crecimiento de 5,1% anual".

Los codirectores debatieron además sobre el crecimiento de la economía. En el encuentro se señaló que, "dada la información observada al tercer trimestre, el crecimiento del PIB estimado por el equipo técnico para todo 2017 de 1,6% implicaría una expansión anual de 1,8% en el último trimestre. No obstante, los indicadores disponibles de actividad y de percepción para el cuarto trimestre siguen mostrando un dinamismo bajo de la economía y revelan que varios de los riesgos a la baja en el crecimiento se estarían materializando".

Por último, las minutas recordaron que los directores decidieron por unanimidad mantener la tasa de intervención sin cambios en 4,75%.

"Para esa decisión tuvieron en cuenta que en el mes de noviembre la inflación estuvo por encima de la proyección del equipo técnico del Banco de la República, que el promedio de los indicadores de la inflación básica dejó de caer, que las proyecciones de inflación siguen mostrando una reducción hacia el primer trimestre del año 2018, y que se espera que la tendencia se consolide", recordó el Emisor.