Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Banco de la República descarta vender dólares para contener devaluación del peso
Banco de la República

La Junta Directiva del Banco de la República decidió este viernes frenar su senda bajistas y mantener estable su tasa de interés, en 1,75%, después de que en los últimos siete meses redujo el referente en 250 puntos básicos, para mitigar los efectos económicos generados por la pandemia. 

Con la decisión está claro que el ciclo de flexibilización de la política monetaria, iniciado en marzo de este año por el banco central de Colombia, probablemente habría llegado a su fin. 

Le puede interesar: Desempleo en septiembre se ubicó en 15,8 %, el mercado laboral mejora

Esto no significa que las tasas de interés de los diferentes productos financieros comenzarán a subir inmediatamente, sino que por el contrario, permanecerán estables en el actual nivel por algún tiempo.

La decisión se tomó al considerar que la inflación está controlada y terminaría este año muy cerca del 2% y no muy lejos del 3% para el 2021.

En cuanto al crecimiento, la Junta ha evidenciado una facilitación de la recuperación de la economía con la flexibilización de las medidas de aislamiento, con los apoyos fiscales y con la amplia liquidez suministrada por la entidad. 

Desempleo

El desempleo sigue siendo uno de los temas que más le preocupa al Emisor, aunque desde el mes de agosto ha venido mostrando una leve recuperación, la tasa aún se mantiene en dos dígitos.

Lea también: El potencial de los impuestos verdes en materia tributaria y ambiental

“Los últimos datos disponibles sugieren que la tasa de desempleo nacional se mantiene en un nivel alto, en concordancia con la contracción de la actividad económica; no obstante, se espera que ésta se reduzca en el cuarto trimestre de 2020 y se sitúe en el intervalo entre 15,1% y 16,9%”, explicó el gerente del Banco, Juan José Echavarría. 

Finalmente, el directivo señaló que las condiciones financieras externas continúan siendo favorables para la financiación de la economía colombiana; sin embargo, la evolución reciente de la pandemia y las reacciones para contener una posible segunda ola han incrementado la aversión al riesgo a nivel global.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.