Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fachada del Banco de la República
Fachada del Banco de la República.
Colprensa

Tal y como lo proyectaron los analistas, la Junta Directiva del Banco de la República, en su reunión de este lunes, decidió por unanimidad mantener estable la tasa de interés, en 1.75%.

Según el Emisor, las decisiones se tomaron entre otras cosas teniendo en cuenta que en el primer trimestre, la economía alcanzó un crecimiento mayor al esperado, dinamismo que se mantuvo en abril, como lo mostró el Índice de Seguimiento Económico.

Frente a un posible aumento de las tasas de interés en octubre, el gerente del Emisor, Leonardo Villar, señaló que "hay elementos de incertidumbre grandes sobre lo que pueda suceder con la economía, hay una coyuntura especial en materia de inflación , hoy con la información que se tiene la decisión es mantener las tasas en niveles mínimos".

Agregó que las condiciones de Colombia son distintas a la de los países que aumentaron sus tasas de interés. "En Colombia tenemos las expectativas de inflación claramente ancladas y por lo tanto no tenemos las condiciones para subir tasas", sostuvo. 

Le puede interesar: Ofrecen recompensa para esclarecer desmembramiento de una mujer en Santander

En cuanto a la inflación, la junta detalló que "la presión alcista provino del grupo de alimentos (9,52%), y en especial de los alimentos perecederos (18,16%), debido a las dificultades de abastecimiento en diversas ciudades. El incremento en la inflación básica, sin alimentos ni regulados (1,56%), se mantuvo por debajo de la meta y fue similar a lo proyectado. Parte del incremento reciente de la inflación podría tener alguna persistencia y afectar las expectativas, las cuales permanecen ancladas".

De otra parte, la junta estima que pese al aumento de la demanda externa y de la mejora de los términos de intercambio se proyecta un mayor déficit de cuenta corriente, consistente con el mejor dinamismo de la demanda interna.

"Dada la situación fiscal y de endeudamiento público, de no lograrse el ajuste fiscal requerido en las finanzas públicas, se comprometería el acceso al financiamiento y aumentaría su costo, lo cual eventualmente reduciría el espacio de la política monetaria para seguir apoyando la recuperación de la actividad económica y el empleo", añade el comunicado.

La junta precisó que "las decisiones de política monetaria seguirán dependiendo de la nueva información disponible sobre la evolución de los riesgos mencionados".

Es de mencionar que Corficolombiana estima que la política monetaria empezará a finales de 2021, cuando la firma estima que el Banrepública aumente la tasa de interés, en 50 puntos básicos a 2,25%, en los últimos meses de este año.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.