La asamblea de accionistas de BBVA le dio luz verde al proyecto de distribución de las utilidades registradas en el 2016.

Según informó el presidente de la entidad, Oscar Cabrera, el año pasado las utilidades alcanzadas fueron de $512.928 millones.

De este total, informó el banco, el 49,98% ($256.388 millones) serán destinadas al pago de los dividendos a los accionistas.

Esto significa que la asamblea de accionistas autorizó el pago de un dividendo de $17,82 por acción.

Y representa un 15% menos que el pago que se hizo a los accionistas en 2016, con $20,98 por acción.

“El año 2016 fue un año de grandes desafíos que fueron sorteados de manera satisfactoria. En 2017, esperamos continuar creciendo y generando un mayor aporte a nuestros accionistas, empleados y a la sociedad, en general”, indicó.

El directivo sostuvo además que “al término del año anterior, BBVA cerró con una base de clientes superior a los dos millones, lo que representó un aumento del 6,2%. Así mismo, durante 2016 consolidamos nuestra estrategia de banca digital, con un crecimiento del 40% en clientes digitales con más de 450.000 que hoy usan tanto los canales móviles como web y del 80% de los clientes que sólo interactúan con el banco a través del móvil".