Cargando contenido

El superintendente, Luis Guillermo Vélez, informó que la pirámide ofrecía ganancias por más de 600 por ciento en un mes a quienes invirtieran en el negocio y presuntamente dichos dividendos se pagaban con efectivo o lingotes de oro.

La entidad no suministró detalles sobre la cantidad de personas que invirtieron en la captadora o el monto de los recursos que manejaba, pero sí identificó a los cerebros de la pirámide.

Son ellos: Alejandro Morales Pérez, Gerardo Antonio García Grannobles, Deladier Payares Cuadros, Giselle Cuevas y Rafael Enríquez Pérez.

El superintendente Vélez advirtió que también serán investigadas las personas que "invirtieron" en dicha pirámide y podrían enfrentar a la justicia, incluso con su patrimonio.

"Quienes promuevan o promocionen en cualquier forma, serán responsables penal y civilmente por sus actuaciones", explicó Vélez.