La baja del dólar estaría generando dificultades a los caficultores.

Cafeteros
Los daños han ocurrido principalmente en los municipios ubicados en zona de cordillera.
Colprensa

Las dignidades cafeteras definen este mes si se van a un nuevo paro del sector, ante las dificultades por las que están atravesando los caficultores por la baja cotización del dólar y las consecuencias del cambio climático. 

Según Carlos Arturo López, vocero de dignidad cafetera en el departamento del Quindío, "los caficultores están viéndose afectados desde hace más de 5 años por este tipo de fenómenos y por lo tanto encontramos que estamos en una actividad que no es rentable. Cada vez el negocio es peor, cada vez desaparece más el área sembrada, y es que fenómenos como el cambio climático son imposibles de combatirlos solos, sin apoyo el Gobierno, entonces estamos a la deriva". 

Manifestó que en el caso del departamento del Quindío, el año pasado se perdieron 1500 hectáreas de cultivo de café, "pese a que somos paisaje cultural cafetero y el turismo se basa en este tema, entonces, lo triste es que se siga hablando de que somos paisaje cultural cafetero pero pero no se dan cuenta que estamos perdiendo la actividad cafetera". 

Manifestó que debido a la baja cotización del dólar se han impactado los ingresos de los cafeteros "porque se baja mucho el precio interno del grano" . 

"Y es que con $70.000 que vale la carga, no se puede vivir, por eso estuvimos reunidos recientemente en el Huila con otros dirigentes de dignidad cafetera y se propuso la realización de un nuevo paro nacional y estamos en asamblea permanente para fijar una fecha, por cuanto vemos que la situación es demasiado crítica". 

Preocupación 

Esta situación la corrobora el propio gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez quien manifestó que el gremio continúa preocupado por los efectos que para la rentabilidad cafetera está teniendo la caída en la cotización del dólar. 

Para el dirigente gremial, "una cosa es trabajar la caficultura con un dólar de $3000, y otra trabajar la caficultura con un dólar de $2800. Allí se pierde buena parte de la rentabilidad del café". 

Vélez también manifestó que, el precio externo del café sigue presentando una preocupante debilidad, "con una cosecha brasilera grande y esta situación le ha dado al precio interno niveles de entre $700000 y $750.000 que a duras penas si acaso compensan los costos de producción". 

Producción

El dirigente gremial manifestó que no obstante que se ha presentado una mejoría en el clima, en algunas zonas cafeteras, todavía hay una preocupación por los efectos del invierno para el proceso de floración del grano. 

Manifestó que va a ser bastante difícil mantener la producción cafetera de años anteriores, superior a los 14 millones de sacos. 

"La preocupación sigue, lo que es la cosecha del primer semestre ya esta jugada, pero lo que está ahora en juego es la cosecha del segundo semestre, que tendrá que ver mucho con lo que pasará con el clima de aquí hasta abril, tuvimos una buena etapa hace 3 semanas de lo que llamamos estrés hídrico, es decir, falta de lluvia y tal vez tuvimos unas floraciones buenas", explicó Vélez. 

Panorama 

Según el más reciente informe de la Federación Nacional de Cafeteros, en enero la cosecha del grano fue de 1,13 millones de sacos de 60 kilos, lo que significa una reducción de 11% frente a los 1.28 millones de sacos producidos en enero de 2017. 

El gremio informó que "como consecuencia de las afectaciones climáticas a lo largo de 2017 y el retraso en las floraciones, la producción de café de Colombia en los últimos 12 meses cayó 2%, al ubicarse en 14,1 millones de sacos frente a los 14,4 millones de sacos cosechados entre febrero de 2016 y enero de 2017". 

El reporte de la FedeCafeteros indica que en corrido del año cafetero (octubre 2017–enero 2018), la cosecha fue de 5,1 millones de sacos, una disminución de 10% en comparación con los 5,6 millones de sacos producidos en igual periodo anterior.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido