El Gobierno y el gremio de los cafeteros acordaron un plan de estabilización socio-económica, para los afectados por el Fenómeno del Niño. Entre las alternativas están alivios crediticios y renovaciones con incentivos. Según el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, "se analizará, junto con el Departamento para la Prosperidad Social la posibilidad de la vinculación de familias cafeteras a programas de estabilización socioeconómica que permitan atender las necesidades básicas primarias". También se evaluará con el Banco Agrario y Finagro, "los temas de crédito del sector cafetero, incluido, créditos favorables para renovación por zoca". Se acordó analizar la viabilidad de iniciar, con recursos del Gobierno y del Fondo Nacional del Café, un programa de reactivación de la caficultura que incluirá llevar acabo renovaciones por zoca o siembra para recuperar los cafetales afectados por el fenómeno climático. Según el último reporte de la Federación, más de 40 mil hectáreas de café se han visto afectadas por el fenómeno climático. El gremio informó que ultima un estudio de campo, con participación de más de 7 mil fincas, para evaluar la real dimensión de afectación del Fenómeno del Niño en la caficultura colombiana.