La firma especializada espera que "este año continúe siendo retador para el sector", debido a los efectos del Fenómeno El Niño, el cual ha causado una reducción de alrededor del 50% en el nivel de lluvias, comparado con los promedios históricos. Adicionalmente, indicó Fitch, "ciertas debilidades regulatorias han presionado la generación del crecimiento de las compañías que operan plantas térmicas, cuyos costos variables de generación se encuentran por encima del precio que reciben por la energía generada bajo las condiciones actuales". El fenómeno El Niño, conjuntamente con las fallas operativas mencionadas, redujo el margen de holgura del sistema para satisfacer la demanda de energía durante los próximos dos meses, sostuvo la calificadora. Ficth indicó además que XM, empresa operadora del Sistema Interconectado Nacional, redujo el cálculo de los niveles de los embalses, para incorporar la salida forzada de Guatapé, planta hidroeléctrica de EPM. "En consecuencia, las reservas hídricas se ubicaron en 5.185 Gwh al cierre de febrero de 2016, 30% de la capacidad total. Al finalizar enero de 2016 eran de 9.041 Gwh". Apuntó que la respuesta del sector para tratar de balancear la oferta energética ha incluido estrategias tales como aumentar el factor de carga de las plantas hidroeléctricas, la utilización completa del parque de generación térmico, la compra de hasta 7Gwh de energía a Ecuador y un esquema de incentivos para reducir la demanda de energía.