Cargando contenido

El Gobierno espera recaudar alrededor de $7 billones por cuenta de los impuestos contemplados en la Ley de Financiamiento.

Pagando impuestos. Imagen de referencia.
Pagando impuestos. Imagen de referencia.
Ingimage

Muchas dudas se han generado en torno a las reglas del juego en materia tributaria, luego del fallo de la Corte Constitucional que declaró inexequible la Ley de Financiamiento promovida por el Gobierno, hace algunos días.

La incertidumbre en este campo gira en torno a varias iniciativas aprobadas hace un año que ya han empezado a implementarse. 

Una de ellas está relacionada con la normalización tributaria, oportunidad que otorgó el Gobierno Nacional para que las personas que no habían declarado en el impuesto de renta activos o pasivos inexistente en el exterior, lo pudieran hacer con una sanción bastante menor a la que establece la Ley. 

Información relacionada: Fitch prevé impacto marginal en crecimiento tras caída de Ley de Financiamiento

La fecha para que las personas se acogieran a esta iniciativa venció el pasado 25 de septiembre, lo que dejó como resultado 1,1 billones de pesos recaudados gracias a que 5.400 ciudadanos reportaron sus activos ante la Dian.

"Quienes normalizaron parece que no van a tener mayor dificultad porque la sentencia es clara en decir que durante el 2019 la ley va a estar vigente y la normalización, pues al menos su declaración, fue en septiembre. Siendo así, pareciera que no haber discusión al respecto”, afirmó el Luis Sánchez, socio de impuestos de EY

En lo relacionado con la el régimen simple, el experto asegura que la sentencia habla sobre respetar las situaciones jurídicas consolidadas, por lo que los más de 8.000 pequeños comerciantes que se han acogido podrían seguir tributando bajo dicho esquema, aun en el 2020. 

Frente al impuesto al patrimonio que tienen que asumir las personas que tengan patrimonios superiores a los 5.000 millones de pesos, se aclara que en lo que resta del año seguirá vigente.

Sin embargo, “se entiende que el impuesto se genera a partir del primero de enero de cada año, al menos bajo la ley actual. Y si para el 2020 no está aprobada una nueva Ley de Financiamiento, no debería aplicar el impuesto de patrimonio”, explicó Sánchez. 

Más aquí: Reforma pensional no se radicará este año por caída de la Ley de Financiamiento

Otro de los impuestos que se dejaría de aplicar, de no lograr aprobar una nueva Ley de Financiamiento, sería el cobro que se aplica a las viviendas de lujo, es decir aquellas casas que cuestan 918 millones de pesos, igualmente se desmontaría el IVA plurifásico a gaseosas y cervezas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido