Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Boletas partidos eliminatorias
COLPRENSA

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ratificó la multa impuesta en julio pasado por $18.352 millones por reventa de boletas del mundial de Rusia 2018.

La entidad precisó que que las copias de esta investigación pasaron a la Sala Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá, quien deberá determinar si la conducta y diferentes actuaciones del abogado de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), Hernando Bocanegra Bernal, constituyen o no faltas disciplinarias.

Es de mencionar que el abogado Bocanegra interpuso una tutela en la que pedía tumbar la resolución con la que fue sancionada la Federación, pues afirmó que se les vulneró el debido proceso. 

Una vez confirmadas todas las sanciones en contra de los investigados por incurrir en este cartel, se trasladará el expediente a la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio del Deporte y el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Lea además: Mateus Uribe, segunda baja de la Selección Colombia por aislamiento

Fueron 17 personas naturales sancionadas, además de las compañías Ticket Ya y Ticketshop por haber facilitado una conducta anticompetitiva que afectó a los consumidores, que en algunos casos pagaron sobrecostos de hasta el 350% por las boletas y no serán resarcidos por ello.

Sin embargo, dentro de este proceso fue exonerada al 100% de la multa Ticketshop por ser la delatora del caso, ya que aportó información para desarticular lo que ocurría.

Entre los sancionados está el actual presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, que deberá pagar una multa de 304 millones de pesos; el expresidente de la Fedefútbol, Luis Bedoya, fue sancionado con 262 millones de pesos; el expresidente de la Dimayor, Jorge Perdomo, deberá pagar más de 90 millones de pesos; entre otros altos directivos y exdirectivos.

Según la SIC, el cartel de la boletería operó en tres fases: “En la primera fase se habrían ejecutado actos tendientes a favorecer la oferta presentada por Ticketshop y excluir del proceso de selección adelantado por la FCF a las demás empresas que participaron del mismo con la expectativa legítima de competir con el contrato. La segunda fase se relacionó con el desvío masivo de boletas con fines de reventa durante ocho partidos en los que la Selección Colombia jugó en condición de local en Barranquilla. Y la tercera fase consistió en la operación logística que se desplegó para la efectiva reventa de la boletería a precios superiores”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.