Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage



La confianza de los consumidores en febrero sufrió una caída de 21 %, según el más reciente informe de Fedesarrollo. Esto significa 35 puntos porcentuales menos que en igual mes de 2015.

Según el reporte sobre el Índice de Confianza del Consumidor, entre enero y febrero se registró una caída de 1,9 puntos porcentuales en el componente de condiciones económicas.

Esto quiere decir que este indicador completó siete meses consecutivos en terreno negativo e incluso bajó a niveles que no se veían desde 2002.

Esto, señala Fedesarrollo, "obedece a una menor disposición a comprar bienes durables, cuyo balance se mantuvo en terreno negativo y en el nivel más bajo desde que se lleva registro".

Así mismo, el indicador de confianza desmejoró en tres de las cinco ciudades encuestadas; no obstante, tuvo un deterioro complejo en Bogotá, Medellín y Bucaramanga.

Mientras que Bogotá en 2015 alcanzó un índice de 12,9 % en confianza, este año bajó a -23.9 %. Algo similar sucedió en Medellín, ya que en 2015, la cifra llegó al 8,5 %, mientras que en 2016 este porcentaje fue de -22,8 %.

Entre tanto, en Bucaramanga, también se cedió terreno al pasar de -20,8 % a -23,2 %.

De igual forma, la confianza en el estrato bajo sufrió un retroceso al ubicarse en niveles sólo vistos en 2002.

"Frente a enero, la confianza de los consumidores aumentó en los estratos alto y medio, mientras que la confianza del estrato bajo exhibió un deterioro y se ubicó en el nivel más bajo desde abril de 2002. Con relación a febrero de 2015, el ICC se redujo en todos los niveles socioeconómicos", explicó Fedesarrollo.

Por su parte, el indicador de disposición para la compra de vivienda tuvo un balance negativo de -13,4 %.

Por último, la disposición a comprar vehículo se ubicó de nuevo en terreno negativo, al llegar a -63,7 %.