Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las oficinas de chance funcionan en todo Córdoba.
En el sur de Montería se especuló sobre el cierre de establecimientos de venta chance.
Foto/Jairo Pérez

El Decreto 593 que amplía de 35 a 41 las actividades exceptuadas del aislamiento obligatorio, permitió a algunos juegos de suerte y azar retomar sus actividades a partir de este 27 de abril.

Ante esa decisión, la industria ya está adoptando todos los protocolos de sanidad para iniciar de nuevo los sorteos y las ventas de chance, lotería y demás juegos.

Información relacionada: Juegos de suerte y azar podrán retornar a sus actividades desde el 27 de abril

La Asociación Colombiana de Operadores de Juego (Asojuegos), explicó que la industria del chance ocupa alrededor de 65.000 personas (en su mayoría madres cabeza de familia), a las que se suman unos 250 mil empleos indirectos que genera el sector. 

El gremio también explicó que la reactivación de estos juegos permitirá aumentar los ingresos de la Nación, pues le deja a las arcas del país 2,3 billones de pesos en impuestos anualmente y solamente el negocio del chance transfiere recursos por 70 mil millones de pesos mensuales, que a su vez son destinados a la salud. 

El presidente de Asojuegos, Juan Carlos Restrepo, explicó que los sorteos se reactivarán durante esta semana, cuando se culmine con la adopción de los protocolos de sanitarios.

“Una vez cumplido todos los protocolos que el Gobierno Nacional ha fijado, las autoridades regionales deberán realizar la verificación necesaria y de esta manera se puede reiniciar los juegos, es decir, que los sorteos se van a reiniciar cuando todas las entidades estemos listos para reiniciar la operación”, explicó el líder gremial. 

Más aquí: ¿Qué condiciones deben cumplir los juegos de suerte y azar para volver a operar?

Finalmente, concluyó que aunque se suspendieron los sorteos se mantuvo la atención para hacer uso de las redes transaccionales, que ha permitido la realización de giros, recargas, pagos de servicios públicos y la entrega de los subsidios sociales que ha otorgado la Nación, en medio de la emergencia económica ocasionada por la COVID-19. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.