Foto referencial Ingimage

Ciento ocho máquinas tragamonedas ilegales fueron incautadas por Coljuegos en diferentes establecimientos de Bogotá durante una operación contra la ilegalidad, realizada por la entidad.

Estos elementos de juego, que fueron retirados con el apoyo de la Policía Nacional en las localidades de Usme, Kennedy y Puente Aranda, evadían el pago de derechos de explotación por un valor estimado anual superior a los 302 mil millones de pesos.

De acuerdo con el presidente de Coljuegos, Juan Pérez Hidalgo, este operativo hace parte de una gran estrategia contra la ilegalidad de los juegos de suerte y azar en Colombia que se lleva a cabo de manera interinstitucional.

“Estos recursos que se evaden desde la ilegalidad afectan el recaudo que está destinado para la salud de los colombianos”, agregó el funcionario.

Hidalgo reiteró que quienes tienen en sus establecimientos máquinas sin autorización de Coljuegos, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y reguladora de los juegos de suerte y azar en Colombia, incurren en una actividad ilegal que acarrea hasta 8 años de cárcel y multas de hasta 55 millones de pesos.