Cargando contenido

María Fernanda Suárez reiteró que se requiere la planta de regasificación del Pacífico.

Petróleo - Foto referencial
Inimage

La ministra de minas y energía, María Fernanda Suárez, reiteró que Colombia requerirá importar gas entre el año 2021 y 2022 para sustituir la demanda nacional, ya que las proyecciones apuntan a que será insuficiente el hidrocarburo en dos años.

Según la funcionaria, "lo que nosotros vemos es que con las reservas y con las proyecciones que hay, entre el 2021 y el 2022 se requiere gas importado para sustituir la demanda nacional" y por eso considera que se requiere la planta de regasificación del Pacífico.

También puede leer: Desempleo es el problema más grande de la economía: Mauricio Cárdenas

"Lo que nosotros esperamos es que los pliegos salgan en el último trimestre de 2019 ... nosotros efectivamente, cuando hablamos de yacimientos no convencionales, es donde se ve una prospectividad de recursos más amplia, pero tenemos varias fuentes y estamos trabajando en todo".

De otro lado la Ministra aseguró que el gobierno nacional rompió el ciclo de bajas inversiones para mejorar el servicio de energía eléctrica en la costa Caribe. 

En 2019, las inversiones en el mantenimiento de la infraestructura y redes eléctricas de esta región serán de alrededor de $500 mil millones de pesos, cinco veces más que el promedio de años anteriores.

Vea aquí: Tres muertos en menos de una semana tras amenazas de grupos ilegales en Cauca

Asimismo indicó que se dio inicio al nuevo proceso de búsqueda de uno o varios inversionistas- operadores idóneos para asumir la prestación del servicio de energía en la región Caribe- y asegurando las inversiones por cerca de ocho billones de pesos que se  requieren en los próximos 10 años.

La ministra Suárez dijo que se seguirá impulsando el acto legislativo de reforma al sistema general de regalías, aprobado en primera vuelta en el Congreso de la República, que busca aumentar las regalías para las regiones productoras.

Finalmente reiteró la necesidad de continuar impulsando el sector minero-energético con altos estándares técnicos, ambientales y sociales, atendiendo las preocupaciones de las comunidades y cuidando la biodiversidad para el desarrollo sostenible.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido