Por su parte el Consejo Gremial asegura que la imposición de aranceles a Colombia sería una violación al TLC

Ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez
Colprensa

La ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, reveló que durante su visita a Washington sostuvo conversaciones con la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, en las que manifestó la preocupación del Gobierno nacional frente a los aranceles para el  acero y el aluminio, impuestos recientemente  por el presidente Donald Trump. 

"Expresamos la preocupación del Gobierno nacional y de nuestros empresarios frente a los aranceles impuestos por el presidente Donald Trump a las importaciones de acero y aluminio a territorio estadounidense", dijo Gutiérrez.

Igualmente anunció que  el Gobierno nacional solicitará a Estados Unidos que Colombia sea excluida de estas medidas.

“Vamos a hacer la solicitud ante el gobierno de EE.UU. para que estas exportaciones queden excluidas de la medida adoptada y a utilizar los canales de comunicación que tenemos activos para que esta exclusión se dé en el menor tiempo posible”, aseguró la ministra.

Por su parte el presidente del Consejo Gremial Nacional (CGN), Jorge Humberto Botero, manifestó su preocupación frente a esta medida y señaló que de aplicarse a Colombia se estaría violando lo pactado en el TLC.

“Lo que me limito a pedir a nombre del sector productivo colombiano es que se actúe dentro de las reglas, que es lo que corresponde en un contexto de relaciones maduras entre Colombia y Estados Unidos", expresó Botero.

“Tenemos preocupaciones graves, los aranceles a los productos de acero y aluminio de Colombia carecen por completo de justificación, estas importaciones tienen acceso preferencial al mercado en los Estados Unidos en virtud de los compromisos asumidos en el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países. Está amenaza que se cierne sobre el país es de la mayor gravedad y el Gobierno nacional ha de confrontar con firmeza. Lo que está ocurriendo es un abuso con Colombia”, señaló el dirigente gremial. 

El vocero del sector empresarial del país señaló  que el mundo está ad portas de una guerra comercial. “Colombia apenas es un jugador marginal en esos procesos, esto genera preocupaciones mayores sobre los daños que puedan venir para economía mundial y por supuesto en un mundo interconectado para países como el nuestro”.

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido