Cargando contenido

Foto: Colprensa



La Asociación Colombiana de Administradores de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos) reportó que en 2017 los colombianos retiraron más de 5 billones de pesos de los ahorros de cesantías, los cuales se usaron principalmente para paliar la pérdida de empleo.

Asofondos reportó que el ahorro perteneciente a más de 14,7 millones de afiliados a los fondos de pensiones y cesantías registró rendimientos positivos, y se ubicó en $221 billones, creciendo 23.8 billones a lo largo de este periodo.

“Cifras de Asofondos muestran que los afiliados a los fondos de cesantías utilizaron $5,0 billones, 10,5% más que en 2016, de los cuales un 33,6% se utilizó por concepto de terminación de contrato o desvinculación laboral, lo que en caso tal, permitió que las cesantías actuaran como una especie de seguro de desempleo”, dice el reporte de la entidad.

Santiago Montenegro Trujillo, presidente de Asofondos, indicó que “vemos que se mantiene el positivo comportamiento que ha mostrado el ahorro propiedad de nuestros afiliados, particularmente este año, cuando hemos visto picos en dichos recursos, como el de octubre, cuando el ahorro pensional llegó a 221 billones de pesos. Históricamente, este ahorro ha generado $139,6 billones en rendimientos, dinero que siempre se ha abonado a cada una de las cuentas de ahorro de los trabajadores afiliados”.

Esta asociación indicó que otro de los usos que los colombianos dieron a los ahorros que tenían en cesantías, fue la compra de vivienda ($1,4 billones) los cuales representaron el 28% del total retirado, mientras que en 2016 correspondía al 24,4%. Este rubro creció en un 26,6% respecto al total retirado en el periodo anterior.

Asofodos señaló que pese a que la ley permite el uso de las cesantías en caso de pérdida de empleo o desvinculación laboral, es recomendable que los trabajadores preserven estos recursos como un ahorro que, principalmente, debe proteger al trabajador en caso de quedar cesante; escenario donde el afiliado sin ingresos laborales se encuentra más vulnerable.

Durante el 2017, el número de afiliados a los fondos de pensiones aumentó en 5,8% anual (809 mil afiliados) para alcanzar un total de 14,7 millones. Por su parte, el número de pensionados llegó a 127 mil, cifra importante al reportarse un crecimiento anual del 32% en el número de pensionados por vejez.