Mauricio Olivera, presidente de Colpensiones / foto Colprensa - Raúl Palacios

http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/ColpensionesNOV11.mp3

El presidente de Colpensiones, Mauricio Olivera, afirmó en RCN Radio que la solución al problema fiscal de las pensiones no pasa por cerrar Colpensiones como lo propone Anif, sino por hacer una reforma al desembolso de subsidio a las mesadas altas.

Según Olivera, "existen subsidios para las pensiones de salario mínimo que son importantes porque pocas personas alcanzan a ahorrar en el sistema de ahorro individual, pero para las altas pensiones hay que evaluar el tema".

Dijo además que la idea del Gobierno ha sido fortalecer el régimen de prima media, y por eso se crearon medidas especiales como los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) y la posibilidad de que personas que no acudan a laboral todo el mes, puedan también cotizar para su pensión, como las empleadas domésticas.

Expresó que es necesario hacer una reforma al actual sistema pensional y a la Ley 100 promulgada en 1994, "en el que se debe cotizar 1300 semanas y 25 años para alcanzar una pensión, porque este fue creado para una realidad de hace 30 años, pero no para la actual coyuntura".

Señaló que entre los puntos de esta posible reforma estaría también la creación de un mecanismo que permita a los campesinos, que no tienen una actividad laboral regular, sino que viven de las cosechas, cotizar para alcanzar una mesada, "ya que el 90% de las personas el campo, no cotizan a una pensión".

Sin embargo, recalcó que es necesario "bajar a uno o dos salarios mínimos los subsidios que proporciona el Estado, para solucionar el problema de regresividad que existe actualmente para las pensiones altas".

Incluso indicó es necesario que existan dos tipos de regímenes pensionales, uno de prima media y otro de ahorro individual, pero ambos complementarios y sostenibles.

“Desangre fiscal”, según la Anif

El presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, Sergio Clavijo, planteó el cierre de Colpensiones argumentando “un desangre fiscal” debido a los subsidios que se entregan mediante esa entidad.

Clavijo afirmó que "las afugias fiscales son muy complejas por el desplome en los precios del sector minero-energético" lo que hace que el Gobierno se vea en dificultades para responder.

En este sentido, el presidente de la Anif dijo que el cierre de Colpensiones en el país se vería traducido en que ninguna persona se podría afiliar a partir de una fecha a la entidad, mientras que quienes ya están en este régimen, no se verían afectados.