Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Flickr Útiles escolares
Flickr Útiles escolares

Los comerciantes encendieron las alarmas ante  la difícil situación que enfrentan los sectores de papelerías y útiles escolares ante la incertidumbre de una nueva temporada escolar con alternancia, según Fenalco Bogotá había grandes expectativas con el regreso a clases este año.

Según un sondeo realizado a los empresarios del sector, las ventas caerán entre un 40% y 60%. Además más del 50% de los mayoristas que distribuyen a papelerías más pequeñas como las de barrio ya que no van a realizar compras para esta temporada incierta.

De interés: Juez en Cali negó primera tutela que exigía la vacuna de la covid-19

El presidente del gremio Juan Esteban Orrego, aseguró que históricamente las temporadas escolares representan para las compañías del sector el 80% de sus ventas anuales, además generaban alrededor de 13 mil empleos temporales en Bogotá de los cuales el 40% se convertían en empleos permanentes.

“Con la actual situación vamos 2 temporadas escolares pérdidas, ahondando en el desempleo no solo en el sector comercio sino en toda la cadena de producción y distribución, se calcula que se perderán cerca de 10 mil empleos”, dijo.

El gremio aseguró que muchos empresarios  ya se habían preparado para la temporada adquiriendo: “un gran número de productos que evidentemente no van a tener salida. Adicionalmente, dado que el año pasado tampoco hubo mucha rotación de inventario, por el tiempo de almacenamiento los productos se vuelven obsoletos y en muchos casos se dañan y esto impacta económica y ambientalmente porque son productos que pierden su vida útil y se deben eliminar”.

Le puede interesar: Médicos de dos hospitales del Atlántico protestan por falta de pagos

Para este temporada según los comerciantes se había realizado cerca del 50% de la contratación temporal para impulso, mercadeo, logística y producción que recibieron entrenamiento en cada línea de negocio, así como en temas de bioseguridad, pero la situación actual obligó a cancelar más del 80% de dicho personal.

“Además las empresas deben asumir los costos como los asociados al plan de entrenamiento y la dotación que se les entrega, sin que se vayan a utilizar”, puntualizó el gremio .

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.