La Fiscalía General de la Nación advirtió que los empresarios y comerciantes que se abstengan de cobrar el impuesto del IVA podrían enfrentarse a una pena de entre cuatro y nueve años de prisión.

Este llamado de advertencia fue realizado debido a que la Fiscalía ha detectado que algunos comerciantes al parecer estarían todavía preguntando a sus cliente ¿lo prefiere con IVA o sin IVA?.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, recordó que a partir de este año quedó establecido en la Reforma Tributaria Estructural, aprobada a finales de 2016, que el no cobro y recaudo del IVA es un delito.

En este orden de ideas, la Fiscalia y la DIAN iniciaron reuniones de articulación para trabajar en conjunto en el alcance de las nuevas previsiones que contempla la Reforma Estructural Tributaria 2016.

"En materia de evasión de impuestos, uno de los principales cambios de la Reforma Tributaria es la penalización a aquellos comerciantes que decidan no cobrar el impuesto al valor agregado (IVA) y el Impuesto Nacional al Consumo (INC)", señala la Fiscalía.

El propio fiscal señaló en torno al articulado de la reforma tributaria: "Cuando hay evasión del IVA y en la medida en que se aumenta en tres puntos hay mayor proclividad para la evasión, hay que considerar la evasión del IVA como un tipo penal".

Para el director General de la DIAN, Santiago Rojas Arroyo, esta será una valiosa herramienta para combatir una de las mayores formas de evasión de este impuesto.