Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Como parte de las reformas que recomienda la comisión de gasto público, cuyo informe reposa ya en el escritorio del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se encuentra un cambio en los regímenes especiales como el de los maestros y miembros de las Fuerzas Militares y de Policía.

En el caso de los maestros, la comisión señala que es necesario que se revisa la edad en la que se están pensionando los docentes, ya que hoy en día es de 57 años, tanto en hombres como en mujeres, a diferencia del régimen normal, en el que los hombres se jubilan hasta los 62 años.

Según el organismo, esta diferencia debe eliminarse y equipararla. Para Leonardo Villar, uno de los coordinadores de la comisión, "la administración de los pasivos pensionales de los maestros debería de pasar del Fomag a Colpensiones".

Mientras que para el caso de las Fuerzas Militares, la propuesta va en la dirección a racionalizar los beneficios especiales que reciben.

"La comisión considera que hay un margen importante de racionalización de estos beneficios especiales y de ajustes de las cotizaciones para reflejar de manera más transparente los gastos futuros en que se incurre con estos beneficios", sostuvo Villar.

Según el organismo, una porción sustancial del déficit pensional, que debe ser cubierto por el Gobierno cada año, corresponde a estos regímenes especiales. 

"Tan solo en el 2016, del déficit pensional del 3,4% del Producto Interno Bruto (cerca de $26 billones), 2.3 puntos porcentuales (más de $4 billones) corresponde a estos regímenes especiales.

La comisión recordó que la mayoría de estos regímenes está en proceso de marchitamiento y los pagos corresponden a personas que ya están pensionadas y cuyos derechos adquiridos no pueden afectarse.


El actual déficit fiscal por el tema pensional asciende a $40 billones. El Ejecutivo señaló que analizará estas propuestas, pero indicó que el grueso de las reformas recaería en el próximo gobierno.   
 
La comisión del gasto fue creada a través del Decreto 320 del 28 de febrero de 2017, y debía realizar, ad honórem, un estudio integral del gasto y de la inversión pública en Colombia, cuyas propuestas serán entregadas en diez meses a partir de su conformación.

En desarrollo de este trabajo, debían analizarse los programas de subsidios y de asistencia pública, los criterios de priorización de la inversión, las inflexibilidades presupuestales, las rentas de destinación específica y los efectos sobre la equidad y la eficiencia de las decisiones de gasto, entre otros.
 

Tags

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.