Foto referencial / AFP

El presidente de la Asociación Colombiana de Petróleos (ACP), Francisco Lloreda, denunció que las pérdidas económicas que han dejado los atentados contra la infraestructura petrolera equivalen al costo de la primera línea del metro de Bogotá.   A través de su cuenta en Twitter, Lloreda hizo un balance de los daños económicos que han causado estos ataques por cuenta de las guerrillas en diferentes regiones del país.   Según el Presidente de la ACP, en los últimos cuatro años se ha registrado el derrame de 340 mil barriles de crudo que equivalen a 14,280,000 galones, lo que podría ser el área de 1,075 canchas profesionales de fútbol.   "<i>Los 340,000 barriles derramados por causa de la guerrilla, además del grave impacto ambiental ha impactado los ingresos del país</i>", escribió el líder gremial en esta red social.   Lloreda explicó que el derrame de esta cantidad de crudo le ha significado al país dejar de recibir ingresos por más de 9 billones de pesos.   Además de la primera línea del metro, el Presidente de la ACP asegura que con las pérdidas por los atentados se hubiesen podido construir 180.000 viviendas gratis.   Esta denuncia de la ACP se conoce luego del más reciente ataque contra la infraestructura petrolera que se registró el pasado lunes en Puerto Asís, Putumayo, donde conductores de 23 carrotanques fueron obligados a derramar el petróleo que transportaban, lo cual afectó considerablemente el medio ambiente.