La Contraloría General de la República profirió fallo de responsabilidad fiscal en contra del exalcalde de Puerto Inírida (Guainía), Luis Carlos Sandoval Passos, por irregularidades en la suscripción de un millonario convenio para la pavimentación de una vía del municipio.

El fallo fiscal, que supera los 625 millones de pesos, corresponde a un Convenio Interinstitucional gestionado en 2005 por el entonces alcalde ante el Instituto Nacional de Vías (Invías) para la pavimentación de la carretera Huesito – Puerto Caribe.

"El convenio fue suscrito el 18 de julio de 2005 por un valor de 1.000 millones de pesos provenientes del Invías, de los cuales la Alcaldía le giró al contratista más de $464 millones", reveló el organismo de control fiscal.

Según la Contraloría, "no se pudo establecer la existencia de los adecuados estudios previos que indicaran el alcance de las obras, así como su lugar exacto de ejecución, violando abiertamente el principio de planeación de la contratación pública".

Aun cuando recibió un anticipo del 50% del valor de la obra, el contratista no ejecutó el contrato y pasados más de dos años de su suscripción, la misma se encontraba abandonada y no prestaba utilidad alguna a la comunidad, indicó la Contraloría.

Pese a haber alegado la delegación de la función en sus subalternos, “fue el alcalde Sandoval Passos quien suscribió directamente los convenios y conocía la incidencia e impacto de la obra y por lo tanto se encontraba obligado a conocer también de los avances de la misma y de la ejecución de los recursos por él gestionados, por lo que su responsabilidad no pudo ser desvirtuada".

El fallo también cobijó al Supervisor del Convenio, Pedro Alfonso Castellanos Martínez, así como los integrantes del Consorcio Huesito 2005: Luis Arnoldo Velázquez Castro y la empresa Civilcon Ltda.