El despacho del contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, dejó en firme un fallo de responsabilidad fiscal por $1.076 millones de pesos contra Juan Carlos Gómez Arías, agente liquidador de la Empresa Social del Estado (ESE) José Prudencio Padilla. También confirmó la decisión de declarar civilmente responsable fiscal a la Compañía Aseguradora Liberty Seguros. La ESE José Prudencio Padilla, que tenía sede en Barranquilla, atendió hasta que se ordenó su liquidación -en 2006- a afiliados del Seguro Social en la Costa Caribe. Daño patrimonial El fallo fiscal, dictado en primera instancia por la Contraloría Delegada para Investigaciones, Juicios Fiscales y Jurisdicción y confirmado por el contralor Maya Villazón, se decidió por irregularidades en el manejo de insumos médico por parte del agente liquidador de la ESE en liquidación. La Contraloría determinó que estos insumos, que se encontraban en la Unidad Hospitalaria de los Andes, "no se incluyeron dentro de los bienes entregados a través del convenio interadministrativo suscrito con la Central de Inversiones S.A. CISA, como tampoco en el contrato de fiducia celebrado con La Previsora S.A.". Según la Contraloría, el agente liquidador "incurrió en un descuido frente a la administración de los recursos entregados al momento del proceso de liquidación, en tanto que los insumos médicos se encontraban en malas condiciones de almacenamiento, se deterioraron y se dejaron vencer, ocasionado un detrimento patrimonial de $1.076 millones". Contra esta decisión, aclaró la Contraloría, no procede recurso legal alguno.