Cargando contenido

Así respondió la empresa a los cuestionamientos de la Contraloría por las utilidades conseguidas en el 2017.

Ecopetrol
Ecopetrol
Colprensa

Fuentes de Ecopetrol señalaron a RCN Radio, que la contabilidad de la Refinería de Cartagena, responde a las normas internacionales.

Así respondió la petrolera a los cuestionamientos de la Contraloría, sobre los ajustes contables en torno a las utilidades obtenidas por Reficar en el 2017.

Según las fuentes, "lo único que podemos decir es que la contabilidad de la refinería responde a las normas internacionales". 

Indicaron, que la empresa está obligada a reportar dichos estados financieros. "Durante 2015 y 2016, esas normas castigaron fuertemente el balance; en 2017 se revirtió un poco esa condición. Pero en el fondo la contabilidad responden a normas internacionales", señalaron las fuentes.

Y es que a la Contraloría le llamó la atención la utilidad neta obtenida por Reficar, al cierre del  2017, por $48.000 millones.

Por lo tanto, señaló, "mirando con lupa, encontró que Reficar aumentó su utilidad operacional gracias a la reversión del gasto por deterioro registrado en años anteriores".

El organismo hizo un ejercicio en el cual, "retirando el efecto de ese ajuste contable, se tiene una pérdida operacional de $784.569 millones y una pérdida neta de $1.4 billones".

Explicó además que el cálculo del deterioro "es una estimación contable que se utiliza para ajustar el valor en libros de los activos de una compañía a su importe recuperable". 

Señaló que en el caso de Reficar, la empresa calculó el deterioro mediante la metodología de flujos de caja libre descontados.

"Dejando atrás el ajuste de reversión del deterioro, en el estado de resultados se aprecia que la refinería continúa dando pérdidas. Para la vigencia 2017 esta ascendió a $52.838 millones de pesos, debido a que el costo de ventas sigue siendo mayor que los ingresos operacionales. En otras palabras, a Reficar le sale más caro producir que lo que obtiene por sus ventas", reseñó la Contraloría.

El organismo recordó que para construir la refinería, Reficar adquirió deudas con bancos internacionales, respaldadas por Ecopetrol. 

"Dado que los ingresos de la refinería no cumplían con lo esperado y la disponibilidad de efectivo no alcanzaba a cubrir el servicio de la deuda, en varias ocasiones Ecopetrol se vio en la necesidad de capitalizar a Reficar para que pudiera cumplir los compromisos con la banca internacional", indicó el la Contraloría.

Según el organismo, se tendría un déficit para el pago de la deuda de aproximadamente USD 1.100 millones. Por tanto, Ecopetrol decidió asumir la deuda de Reficar, que tenía un saldo en diciembre de 2017 de USD 2.596 millones, con el propósito de evitar futuras capitalizaciones.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido