Las autopartes provienen, en su mayoría, de Estados Unidos y países asiáticos. 

El presidente de Asopartes, Tulio Zuloaga, manifestó su preocupación porque pese a los esfuerzos de las autoridades por golpear el contrabando de autopartes, este delito maneja cifras importantes en el país. 

Según el dirigente gremial, "el año pasado, el contrabando de autopartes ascendió a US$2280 millones, una cifra absurdamente grande, sin embargo este año sabemos que ha habido un esfuerzo por parte de la DIAN, así como de la Fiscalía y de la Policía, y sabemos que hay investigaciones en curso en las cuales hemos venido colaborando, porque realmente este es un delito que tiene postrado a nuestro sector". 

Manifestó que estás autopartes provienen, en su mayoría, de Estados Unidos y países asiáticos. 

"Realmente este contrabando viene de muchas partes, del sur del continente, de Brasil, Perú y por supuesto la mayoría de Estados Unidos y los países asiáticos", recalcó. 

Señaló que Panamá se ha convertido en un país atractivo para el paso de estas a autopartes, debido a los problemas que se han tenido en la frontera con Venezuela. 

No obstante, señaló Zuloaga, "todavía en la frontera binacional persisten 320 trochas, sobre todo en zonas como Cúcuta y Paraguachón, en las que realmente entran grandes cantidades de vehículos y autopartes". 

"Lógicamente el contrabando también entra por los puertos, tanto en el Atlántico como en el Pacífico y por tanto hay que hacer un gran esfuerzo, y estamos abogando desde hace mucho tiempo por el tema de que se tengan ya los escáneres en estos puertos para facilitar la revisión de los contenedores que significan un 10% de este negocio ilegal", apuntó el dirigente gremial. 
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido