Cargando contenido

Edgardo Maya Villazón aseguró que esta actividad es costosa e ineficiente.

El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, afirmó que es imperativo un revolcón a la política de subsidios para los combustibles que se aplica en las zonas de frontera.

Según el funcionario, "la asignación de cupos resultó ser un mecanismo costoso e ineficiente, que no ha disminuido el contrabando”.

En cambio – añadió- “sí ha creado incentivos para que se den prácticas ilegales como llevar el combustible subsidiado a otras regiones, donde se venden a mayor precio".

Maya participó en la Cumbre Empresarial “Responsabilidad del Sector Privado en la Lucha contra la Corrupción”.

Allí dijo que “a pesar de los 16 años de vigencia de la política de cupos, no parecen existir datos que apoyen la idea de mejores condiciones económicas, gracias a los descuentos de sobretasa, IVA e impuesto nacional en los combustibles en las zonas de frontera”.

Señaló que todo parece indicar que existen incentivos para la comercialización de los cupos de combustibles, "adicionales a los contemplados en la metodología de cálculo y que estos no se corresponden con la finalidad de la política".

Según Maya Villazón, entre los incentivos están arbitraje de combustibles, lavado de contrabando desde Venezuela y contrabando técnico (llevar combustibles baratos de las Zonas de Frontera al interior).

Sobre esta última situación, el Contralor recordó que en octubre de 2015 el organismo lanzó una alerta pública ante indicios de que los aumentos del cupo subsidiado de combustible en las regiones fronterizas con Venezuela "se estaban aprovechando para prácticas de contrabando técnico".

"En consecuencia, en algunas ciudades de zona fronteriza durante los primeros 20 días se agota el combustible en las estaciones de servicio y a los conductores de los vehículos les toca soportar grandes filas, teniendo que pagar los combustibles al mismo precio del interior del país", reveló el jefe del organismo de control.

Panorama

Y es que según cifras del Ministerio de Minas y Energía y la Unidad de Planeación Minera Energética (UPME) en el país hay 5.484 Estaciones de Servicio de Combustibles funcionando y de ese total, 1.126 operan en Zonas de Frontera (equivalente al 20,53%).

"Esta es una cifra alta si se tiene en cuenta que la característica más destacada de estos territorios fronterizos es que pese al potencial económico de su ubicación, son zonas con alta dispersión de población, bajos índices de desarrollo económico (muy inferior al promedio nacional) y altos niveles de informalidad (aportan el 10,52% del PIB y tienen el 9,1% de la población)", indicó la Contraloría.

Apuntó que "en las zonas de frontera hay más estaciones de servicio por habitante que en el resto del país".

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido