Cargando contenido

AFP


A través de un comunicado la Controlaría General de la República alertó sobre la posible conformación de un delito con la gasolina subsidiada que el gobierno entrega en las zonas de frontera con Venezuela afectadas desde hace 2 meses.


Según el Contralor Edgardo Maya Villazón, “hay indicios de que los aumentos del cupo subsidiado de combustible en las regiones fronterizas con Venezuela se estén aprovechando para prácticas de contrabando técnico, de tal forma que la gasolina y diésel subsidiados por el Gobierno vayan a parar a otras regiones del país, donde se pueden vender a mayor precio”.


De igual forma el Contralor hizo un llamado a los pobladores  y  a los agentes de la cadena de combustibles, para a actuar con apego y hacer efectivo el uso destinado por las normas de los combustibles subsidiados, “en el entendido que los beneficiarios directos son la población y la actividad económica de las regiones destinatarias”.


"A la Contraloría le corresponde vigilar y ser garante del uso correcto de los recursos públicos, conforme a los principios de eficiencia y eficacia y, por eso, para enfrentar esta situación, estamos cerrando frentes con la Superintendencia de Industria y Comercio, encargada de la vigilancia y control de las Estaciones de Servicio, con el Ministerio de Minas y Energía, que vigila y controla los demás agentes de la cadena, y con la Fuerza Pública", anunció Maya Villazón.


En el mismo sentido, la Contraloría pidió aplicar las sanciones que sean necesarias para las personas que sean atrapadas cometiendo este delito, que perjudica a la población de las zonas fronterizas.


"Existe un esquema sancionatorio lo suficientemente amplio, y que fue reforzado en el último Plan Nacional de Desarrollo, el cual no debe dudarse en aplicar al menor desvío de este esfuerzo de la Nación para con las regiones fronterizas", puntualizó el Contralor General de la República.