Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Contraloría advierte serias fallas en control a extracción del asbesto

Foto referencial de Ingimage



Luego de realizar una auditoría, la Contraloría General de la República prendió las alarmas por la falta de control en la extracción del asbesto en algunas minas del país, sobre todo en departamentos como Antioquia.

La Contraloría Delegada para el Medio Ambiente realizó una visita de campo y evaluó la gestión de Corantioquia, con respecto a la mina Las Brisas de Colombia S.A.S y se evidenció que existe un deficiente manejo técnico del proyecto minero de asbesto, tanto en lo minero, como en lo ambiental.

El organismo advirtió además que "se evidenció inadecuado perfilamiento y mantenimiento de taludes en los botaderos de desechos y colas, cunetas inexistentes, no hay manejo de aguas de escorrentía, sin sedimentadores o trampas de arenas".

Denunció que se presenta incumplimiento de las medidas impuestas por Corantioquia, así como de los requerimientos realizados por dicha autoridad en sus seguimientos, lo que puede generar la formación de un pasivo ambiental, adicional al ya existente, más aún ante la perspectiva de un cese de las actividades por parte del titular del proyecto.

"Se observó que este proyecto no contaba con instrumento de control ambiental, salvo los permisivos (concesión, vertimientos y emisiones), hasta la imposición de medidas de manejo en febrero del año 2016", se indica en la auditoría.

Recordó que en Colombia existe una única mina legal de asbesto en el municipio de Campamento en el departamento de Antioquia, de la cual se extraen en promedio, 2.400 toneladas al año, con reservas probadas de 94.920 toneladas y reservas posibles de 801.500 toneladas, dentro del título minero a cargo de la Secretaría de Minas de la Gobernación de Antioquia.

Permisos


De otro lado, la Contraloría advirtió que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y la del Valle del Cauca han otorgado permisos de emisiones y vertimientos a Eternit para el procesamiento del asbesto.

"Se observó que la CAR no realizó seguimiento a las obligaciones impuestas en sus informes técnicos, en los soportes del expediente del permiso de emisiones no se incluye ninguna acción de la Corporación (informes técnicos, oficios etc.) que soporten el ejercicio de control y vigilancia después de 6 años del último informe técnico realizado", denunció el organismo.

"Sin embargo, no se ha impuesto ninguna medida preventiva para que la empresa en mención no siga realizando emisiones atmosféricas hasta tanto no se cuente con el permiso de emisiones correspondiente y se hayan subsanado las irregularidades identificadas en los informes técnicos de la CAR", recalcó.

Para la Contraloría, no se cumple con la vigilancia y control a las empresas que cuentan con permisos otorgados, lo que genera un seguimiento parcial por parte de la autoridad ambiental del uso de asbesto, con lo cual se aumenta las probabilidades de que se generen daños a la salud de las personas expuestas, por el mal manejo de este peligroso material.

"De acuerdo con lo evaluado y teniendo en cuenta las afectaciones al ambiente y a la salud humana ocasionados por la producción y uso de asbesto se evidencia una necesidad en Colombia de implementar un esquema legislativo que trascienda de la implementación segura de asbesto, a la prohibición de la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de asbesto", indicó el organismo.

La Contraloría apuntó que en Colombia existe regulación para el uso industrial, sin embargo no hay normatividad que establezca límites para las emisiones de asbesto, hecho que ha permitido que se propaguen las afectaciones a la salud, no solo de los trabajadores de áreas de explotación o procesamiento, sino también de habitantes de los alrededores de esas zonas.