Cargando contenido

Se trata de acueductos veredales y regionales que actualmente no están funcionando y que fueron financiados con recursos de regalías en 2011.

La Contraloría divulgó fotografías en las que se aprecian obras de saneamiento, letrinas y tuberías en estado de abandono o inconclusas.

Además de los hallazgos fiscales, el organismo de control detectó 35 irregularidades con alcance disciplinario y 6 con implicaciones penales que serán remitidas a la Procuraduría y a la Fiscalía para que adelanten las investigaciones de su competencia.

El informe de la Contraloría señaló que "los hallazgos fiscales tienen que ver con la inutilidad, abandono, deterioro y falta de funcionamiento de obras prioritarias para la comunidad, que al cabo de su construcción no están cumpliendo la función para la cual fueron previstas".

Indicó que ejemplo de ello es la "construcción de las unidades sanitarias, sistema de acueducto y sistema de tratamiento de aguas residuales”, por valor de 8.730 millones de pesos para beneficiar a 250 familias de las comunidades indígenas de los resguardos Awaliba y Wacoyo, obra que no se encuentra en funcionamiento por presentar fallas en su construcción como el taponamiento del sistema de alcantarillado, unidades sanitarias con alto grado de deterioro, daños en las electrobombas y el sistema eléctrico sin funcionar.

Agregó que lo mismo ocurrió con la inversión por valor de 1.647 millones de pesos, efectuada para la implementación del sistema de potabilización de aguas para las comunidades de Santa Bárbara y Guasipati, que funcionó sólo cuatro (4) meses y quedó abandonado.