Cargando contenido

El ente de control determinó que Empresas Públicas de Medellín tomó decisiones sin sustento técnico.

La construcción del proyecto de Hidroituango en Antioquia, el 28 de mayo de 2018
La construcción del proyecto de Hidroituango en Antioquia, el 28 de mayo de 2018
Colprensa

Una auditoría adelantada por la Contraloría General de la República evidenció graves errores en el proceso de licenciamiento ambiental y en el desarrollo constructivo del Proyecto Hidroeléctrico de Ituango.

El ente de control señaló que debido la falta de estudios detallados durante la ejecución del proyecto, Empresas Públicas de Medellín (EPM) tomó decisiones sin el sustento técnico suficiente.  

Entre las irregularidades está el hecho que no se construyeran las compuertas que permitirían el control del cauce, una decisión basada más en criterios económicos por el alto costo de las mismas. En su lugar, EPM realizó un túnel, que al colapsar generó la emergencia en la región.

Para la Contraloría, “la capacidad destructiva de las aguas del río Cauca tuvo libertad absoluta porque EPM perdió el control hidráulico del proyecto y el plan de contingencias no tenía previsto el riesgo catastrófico ocurrido”.

La auditoría también reveló que el Ministerio de Ambiente expidió la licencia ambiental del proyecto, aún sabiendo que el lugar presentaba alrededor de 11 fallas geológicas y registros de derrumbes frecuentes.

El organismo de control cuestiona las actuaciones de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), respecto a este proyecto, pues los procesos sancionatorios abiertos por la entidad, desde hace ocho años, no han sido fallados, por inactividad procesal.

“Las compensaciones, la protección de especies amenazadas y la reforestación, llevan mucho tiempo de retraso y la ANLA en vez de hacer uso de su competencia sancionatoria, cada vez fija nuevos plazos para su cumplimiento”, revela el informe.

Al finalizar la auditoría, se formularon 35 hallazgos, de los cuales 29 tuvieron presunta incidencia disciplinaria y ocho penal, los cuales fueron puestos en conocimiento de la Procuraduría y la Fiscalía General.

El ente de control aseguró que luego de ocurrida la emergencia, no se sabe a ciencia cierta en qué condiciones se encuentra el proyecto y cuál va a ser su futuro, por lo que le exigió a EPM que se de a conocer toda la información respecto a la realidad de Hidroituango.

“La Contraloría exige información completa a los involucrados en el proyecto, que se elimine tanta incertidumbre frente a la realidad y futuro de esta importante megaobra y que las entidades públicas ejerzan sus funciones con la responsabilidad requerida por el país”, concluyó el Contralor Edgardo Maya Villazón.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido