La Contraloría General de la República anunció que realizará una indagación preliminar por un presunto daño al patrimonio, tras la liquidación del contrato al consorcio Navelena, que adelantaba el proyecto de navegabilidad del Río Magdalena.

Para la Contraloría, los costos y gastos reconocidos a Navelena por más de 253 mil millones de pesos no están plenamente sustentados y podría haberse configurado un posible daño patrimonial que será determinado en indagación preliminar.

"Una auditoría de cumplimiento realizada por el ente de control determinó la no conformidad, frente a los criterios aplicados en las facturas que soportan los pagos de operación y mantenimiento realizadas por Navelena, pues no se evidencia el costo de las actividades ejecutadas en los 28 meses de la etapa de pre construcción", explicó el organismo.

“El valor de cada factura es global y no discrimina las actividades y pagos a terceros que ellas abarcan, como tampoco se anexa a dichas facturas, los respectivos soportes como actividades, subcontratos, pagos a terceros, entre otros y los gastos de personal (Nómina) pagados a Navelena SAS, que no fueron soportados con las respectivas planillas de nómina”, indicó la Contraloría.

El organismo apuntó que la auditoría de cumplimiento realizada "se hizo con el fin de pronunciarse frente a la conformidad legal, administrativa y financiera de los costos y gastos, opinar sobre la función de la interventoría, determinar la conformidad de la reversión de los bienes y evaluar el Sistema de Control Interno de Cormagdalena".