La Contraloría General de la República denunció serias deficiencias en la gestión del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade). Según el organismo de control, Fonade se ha concentrado en conseguir convenios con otras entidades públicas para gerencia proyectos; sin embargo, "muestra en esta actividad, reiterados incumplimientos y una cantidad de obras sin culminar", señaló la Contraloría. La Contraloría Delegada para el Sector de Gestión Pública e Instituciones Financieras realizó este análisis a partir de la información suministrada por la entidad, respecto de 543 convenios que estuvieron vigentes en el período 2013-2016, y 11.258 contratos derivados de los mismos. "De esos 543 convenios, 415 tenían pactada una fecha de terminación anterior al 31 de diciembre de 2016, de los cuales solo el 30% se terminaron en el tiempo establecido. Otro 30% tuvieron prórrogas por más del doble de tiempo pactado inicialmente y en total más del 56% presentaron una prórroga superior al 50% del tiempo establecido inicialmente", informó. Se trata de deficiencias en calidad y oportunidad de los proyectos que han llegado al punto que existan convenios con múltiples prórrogas y adiciones, como es el caso de convenio de construcción de Infraestructura Carcelaria, en el cual se hicieron 12 adiciones por valor de $867.687 millones, elevando casi 26 veces. En este convenio, por definición Fonade tiene una obligación de resultado, motivo por el cual –considera la Contraloría- no es lógico que se presenten esos valores en adiciones si no representan un aumento proporcional en el bien o servicio contratado.

Más deficiencias

Según la Contraloría, "a las fallas en la gestión de los convenios que suscribe, se suma el hecho de que abandonó casi totalmente sus actividades de fomento y que a pesar de contar con un régimen especial de contratación, no ejecuta los proyectos oportunamente". Pero, además, sus propios clientes se sienten apenas “medianamente satisfechos” de los servicios recibidos e incluso, en su mayoría, lo consideran responsable por la prórroga de los proyectos, y varios no están dispuestos a celebrar nuevos convenios con esta entidad, según reveló una encuesta que realizó la Contraloría entre algunas entidades contratantes. "Pero lo más grave es que en la gestión de los convenios que suscribe con las otras entidades del Estado, se advierten fallas en la obtención de permisos, dificultades en la adquisición y legalización de terrenos, problemas en los trámites contractuales, así como fallas en la supervisión e interventoría de los proyectos", sostuvo el organismo, en este informe. Para la Contraloría, tales debilidades, no son solo problemas del proceso contractual, sino que resultan ser falencias estructurales que comprometen las fases de planeación y estructuración de los proyectos, lo cual resulta paradójico de quien es llamado a ser el “agente de proyectos de desarrollo del Estado”. "Tampoco entiende la Contraloría por qué Fonade continúa beneficiándose de un régimen especial de contratación, si este no se traduce en una ejecución oportuna de los proyectos", aseveró.

Proyectos rezagados

De otro lado, el avance físico de los proyectos se halla notoriamente rezagado respecto del avance financiero de los mismos. "Esta circunstancia es evidente en la cuarta parte de los convenios suscritos por Fonade", apuntó el organismo.