Un reciente informe de la Auditoría General de la República, conocido por RCN Radio, revela que la contratación directa en el país ascendió, en los 10 primeros meses del 2017, a $15.5 billones, de los más de $22 billones que se invierten en materia contractual en el país.

Esto quiere decir, señaló el informe, que entre enero y octubre del 2017, la concentración de este tipo de contratación, que no tiene en cuenta elementos como la licitación, superó el 70%.

El número de contratos que se concretaron directamente por las entidades del Estado y los entes territoriales en este lapso, ascendió a 590 mil de 654 mil que se adelantaron en el país.

El abismo entre la contratación directa y la concretada por licitación es evidente, ya que esta última representa el 18%, con 3.097 contratos.

El informe da cuenta de que los departamentos con el mayor porcentaje de contratación directa fueron, Antioquia, con el 87%, seguido de Quindío, con el 78%, Valle con el 77%, lo mismo que Risaralda y Caldas con el 76%.

Alerta

Según la Auditoría General, "el aumento significativo de la contratación directa vulnera el principio de la selección objetiva y moralidad administrativa, lo cual conlleva un posible detrimento a las finanzas públicas".

Revela además que en los últimos 4 años la contratación, vía licitación, ha disminuido un 14% en promedio, pasando del 31% al 17%.

Además advierte que "la falta e inexactitud de la información (en materia de contratación) potencia la corrupción. Con carácter permanente se debe depurar la información suministrada por las contralorías territoriales que a su vez han sido reportadas por los sujetos vigilados en todos los sistemas de información públicos que existen".

Según la Auditoría, "en el año electoral la mayoría de la contratación directa se realizó antes del inicio del la ley de Garantías: $13 billones de pesos de un total de $22 billones de pesos en contratación directa".