La Sala Plena de la Corte Constitucional declaró inexequible dos artículos de la reforma tributaria que buscaba financiar el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles en el país, frente a la desbalance que había del presupuesto nacional. Los artículos que fueron demandados buscaban superar un déficit que alcanzaba los $5 billones que tenía el Fondo de Estabilización de combustibles frente a las variaciones de los precios del petróleo a nivel internacional que afectaba el precio en Colombia. Para el alto tribunal, los artículos 69 y 70 de la Ley 1739 de 2014, eran modificaciones que estaban por fuera de los tiempos y no había argumentos suficientes para que el gobierno Nacional creara un impuesto adicional bajo la figura de parafiscal como mecanismo para financiar este Fondo. "La Corte encontró que los artículos en mención fueron incluidos en la Plenaria del Senado de la República, esto es, después del primer debate (comisiones conjuntas de Cámara y Senado), sin que en desarrollo del mismo fueran objeto de deliberación o aprobación, es decir, fue una adición nueva al proyecto de ley presentado por el Gobierno Nacional y al debido en primer debate", señala el documento del alto tribunal. Pero de igual forma la Corte Constitucional consideró que lo que se pretendía con este nuevo impuesto no tenía una relación directa con lo que se estaba debatiendo que era para enfrentar el déficit fiscal que tiene el país frente al presupuesto nacional del 2015. "La Corte observó que las disposiciones acusadas no guardan relación temática con el tema esencial y limitado del proyecto de ley presentado por el Ministro de Hacienda (…) Por su parte, las normas demandadas crearon un nuevo tributo en la modalidad de contribución parafiscal, con la finalidad de financiar el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, sin que tales ingresos se destinaran al balance del Presupuesto General de la Nación para el año 2015", advierte la Corte Constitucional. El Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles se creó para enfrentar las alzas del petróleo a nivel internacional que afectaba los precios en Colombia y subsidiar esta diferencia. Mientras que la creación de la "Diferencial de Participación" dentro de los artículos estudiados por el alto tribunal pretendía recoger los dividendos cuando el precio de referencia internacional estaban bajos para financiar lo que había gastado el Fondo de Estabilización y que se reflejaría en una disminución importante en los precios de gasolina y ACMP en el país.