El departamento de investigaciones económicas de Bancolombia redujo las proyecciones de crecimiento del país para el 2015 a 3.1% y para el 2016 a 2.8%, teniendo en cuenta la actual coyuntura de precios bajos del petróleo y la devaluación del peso. Alexander Riveros, Jefe de investigaciones Económicas de la entidad, precisó que el pronóstico anterior de crecimiento para la economía colombiana tanto en 2015 como en 2016 estaba en 3,15%. Sin embargo, “factores como la caída en los precios del petróleo, la moderación en la inversión y la baja en la expectativa de crecimiento de la demanda interna y externa motivaron un ajuste de estas proyecciones. Para el presente año se mantiene la expectativa de crecimiento en 3,1%, pero para 2016 la conjugación de mayores riesgos a la baja llevó a un ajuste del pronóstico a 2,8%”. De igual forma, el funcionario indicó que el nuevo escenario de precios del crudo podría llevar a que los niveles de inversión y gasto en el país se moderen, lo que implicaría una reducción en la tasa de crecimiento potencial de la economía colombiana, desde un rango de 4,3% a un 3,6%. En la proyección económica también se establece que la inflación puede aumentar pese a las intervenciones del Banco de la República. "Los riesgos por cuenta del Fenómeno de El Niño, el traspaso de la depreciación del tipo de cambio sobre el costo de vida y el aumento de las expectativas de inflación pueden hacer que el proceso de convergencia al rango meta tome más tiempo de lo previsto meses atrás. Así, se espera que la inflación termine 2015 en 5,73% y 2016 en 3,7%", precisó.