Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presunta corrupción en PAE
Suministrada por el PAE, en Santander

La Contraloría General de la República advirtió que a más de 2.250 millones de pesos ascienden las irregularidades que se conocieron en medio del escándalo de unas 28 mil raciones de alimentos, que fueron entregadas a 15 mil beneficiarios fallecidos por parte de contratistas del Instituto Colombiano de Bienestar Familar (ICBF).

En entrevista con RCN Radio, la directora de la Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata de la Contraloria General (DIARI), María Fernanda Rangel, dijo que esa entidad halló varias anomalías como el caso de una mujer quien recibió alimentación para 172 hijos en Chimichagua (Cesar).

“Lo impactante es el número de beneficiarios y cuántas raciones no han llegado a nuestros niños. Uno de los casos de mayor impacto es el de beneficiarios fallecidos”, dijo la funcionaria.

En ese sentido, agregó que “los tutores iban a los centros zonales para reclamar las raciones de los niños y en el cruce de información que hicimos con la documentación proporcionada por el ICBF, de más de cien mil planillas que diligenciaron sus operadores, logramos identificar 28 mil entregas que se dieron beneficiarios a nombre de fallecidos”, alertó Rangel.

 

Audio

(Audio) María Rangel, directora de la DIARI de la Contraloria, sobre irregularidades en el ICBF.

0:27 5:25

La Contraloría también detectó que en el país se hicieron 48 entregas de raciones a 21 menores de edad que según la base de datos de la Registraduría, fallecieron en fechas anteriores a dicho suministro.

“Al ojo se podía evidenciar que había duplicidad y después ya entramos a hacer un trabajo mucho más profundo con tecnología llevando estas planillas diligenciadas a mano, transformándolas a un texto líquido y a una base de datos”, indicó Rangel.

Esa entidad señaló que en varios departamentos se identificó a una serie de tutores de menores de edad, quienes recibieron raciones lo que llevó a generar alertas sobre  1.970 beneficiarios.

Las alertas que identificó esa dependencia de la Contraloría, muestran entregas con documentos de personas reportadas como fallecidas, acudientes con múltiples beneficiarios y contratos con bajo índice de cumplimiento, entre otras irregularidades.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.