Cargando contenido

El Grupo Gloria suspendió la recolección de leche en algunas zonas abrió la puerta para que varias empresas bajaran el precio.

lecheros
COLPRENSA

Los productores de leche denunciaron que luego de que el Grupo Gloria anunciara la suspensión de la recolección del lácteo en el altiplano Cundiboyacense y la región Caribe, varias compañías se están aprovechando de la situación para bajar los precios que se les debe pagar.

Según dijo a RCN Radio/LA FM el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (Analac), Javier Ardila, es falso que exista una sobre producción como lo están asegurando las grandes empresas para pagar menos.

"Están aprovechando la situación de Gloria para sacar provecho", agregó.

"Algunas empresas están presionando a los pequeños productores diciéndoles que les siguen comprando la leche siempre y cuando sean ellos mismos los que transporten el lácteo hasta la fabrica, eso genera unos sobre costos y afecta las finanzas de quienes viven solo de esta actividad", dijo Ardila.

Igualmente, el dirigente gremial señaló que en el resto del país se está presentando la misma situación de querer bajar el precio de la leche con engaños al productor.

"Muchas empresas están engañando a los pequeños productores diciéndoles que ya entró en vigencia el TLC con Nueva Zelanda para comprar el lácteo más barato", precisó.

Cabe mencionar que los proveedores de las marcas Algarra, Lechesan y California, de propiedad del grupo Gloria de Perú, anunciaron a los productores del altiplano Cundiboyacense y la región Caribe su decisión de suspender las rutas de recolección en la tarde y disminuir el precio de la leche $40 por litro, a partir del 1 de agosto.

Según explicó la compañía, se decidió centralizar la operación de proceso de lácteos en la planta de Cogua (Cundinamarca), por lo cual las compras de leche en la región Caribe (específicamente en la planta de Barranquilla) se detienen por completo.

Ante este anuncio Gerardo Espitia, productor de Chiquinquirá (Boyacá), señaló que serían más de 500 litros que dejaría de vender.

"Yo tengo deudas en los bancos y no puedo cumplir. Yo voy al día con mis pagos, pero quedaría sin empresa y sin nada. Así estamos alrededor de 200 más ganaderos más aquí en la región”, señaló.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido