Cargando contenido



Luego de realizar una auditoría a los proyectos del plan de vivienda de interés social rural, a cargo del Banco Agrario, la Contraloría General de la República descubrió hallazgos fiscales por $11.488 millones.

El organismo detectó, por ejemplo, un uso inadecuado de los recursos de Vivienda de Interés Social Rural (VISR), por parte de algunas de las Gerencias Integrales contratadas por el Banco para ejecutar los proyectos.

Esta situación se dio por ejemplo en los municipios de Tarqui y Suaza (Huila), donde el consorcio contratado no tuvo ningún avance físico en los proyectos que debía adelantar y, sin embargo, se perdieron los recursos de los subsidios, al parecer de manera fraudulenta.

También descubrió casos donde hay vínculos entre la cooperativa contratada como Gerencia Integral y los contratistas de obra e interventores. Esto sucedió en Huila y Cundinamarca. Esta situación fue informada a la Fiscalía.

"Se encontraron viviendas con graves deficiencias de calidad. Así sucedió en el corregimiento de Bayunca, en Cartagena, donde hay casas con pisos deficientes, aceros a la vista y oxidados, mesones partidos y, en general, concreto, vigas y columnas que no cumplen las especificaciones técnicas requeridas", reveló la Contraloría.

El organismo determinó, por tanto, que existe incumplimiento de las condiciones de habitabilidad por parte de los beneficiarios, al detectarse soluciones de vivienda deshabitadas, arrendadas o vendidas, así como destinadas a otros usos que no corresponden a la finalidad del programa.

Hallazgos

La auditoría puso en evidencia, por ejemplo, un uso inadecuado de los recursos de estos planes de vivienda, por parte de las Gerencias Integrales, así como ausencia de controles por parte del Banco Agrario en relación con el manejo de las cuentas donde se consignan los recursos de subsidios y los aportes de las entidades oferentes, hechos que provocaron pérdida de recursos, al parecer de manera fraudulenta, por cerca de $3.000 millones.

Reveló que "al consorcio contratado para la Gerencia Integral de estos proyectos, le fueron desembolsados recursos por la suma de $3.032 millones; sin embargo, a 7 de marzo de 2017, fecha en que venció el plazo de ejecución, el avance físico registrado para los proyectos es del 0% y el saldo disponible en bancos solamente asciende a $1 millón 200 mil pesos, conforme a los extractos bancarios de las cuentas corrientes abiertas para su manejo".