El contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, denunció ante el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, presuntas faltas disciplinarias que se habrían dado en la ejecución del contrato para la construcción, adecuación y remodelación del Coliseo Cubierto Julio Monsalvo Castilla, de Valledupar. Según el jefe del organismo de control, "el contrato en mención (0878 de febrero de 2015), por $10.697 millones, fue objeto de tres prórrogas que el organismo de control considera injustificadas, con lo cual se habría dado un presunto favorecimiento al contratista, el Consorcio Coliseo Deportivo 2015, representado legalmente por Javier Enrique Jaramillo Martínez y conformado por Assignia Infraestructura S.A. Sucursal Colombia y Assignia Colombia SAS (cada una con un 50% de participación)". Indicó que "con el posible favorecimiento se pudo eludir la probabilidad de un incumplimiento del contrato". Hallazgos Así mismo la Contraloría encontró hallazgos, con presunta incidencia disciplinaria, en la ejecución del contrato al culminar una Actuación Especial de Fiscalización a la Gobernación del departamento del Cesar. "Se evidencia que se suscribió un documento aclarando el valor del contrato de $10 mil 597 millones a $10 mil 697 millones, y posteriormente una adición en valor de $1 mil 308 millones, esta última suscrita por el gobernador de la época Luis Alberto Monsalvo Gnecco; para un valor total de $12 mil 006 millones". Entre tanto, en enero de 2016 el contrato fue prorrogado en 3 meses. Posteriormente en junio se prorrogó por un mes más y luego se dio una tercera prórroga en julio, por otro mes. Para la Contraloría, algunas de estas prórrogas se produjeron sin que mediara un fundamento justificable. Adicionalmente el contrato fue objeto de dos suspensiones durante su ejecución, concluyó la Contraloría.