Cargando contenido

El organismo de control evaluó la ejecución del contrato de obra pública No. 040 del 06 de agosto de 2014, por un valor de $29.658 millones.

La Contraloría General de la República descubrió hallazgos, con presunta incidencia fiscal, por $2.506 millones en el Sistema Integrado de Transporte de Valledupar -SIVA.

El organismo de control evaluó específicamente la ejecución del contrato de obra pública No. 040 del 06 de agosto de 2014, por un valor inicial de $29.658 millones, suscrito por Katrizza Morelli Aroca, en su calidad de representante legal del Sistema Integrado de Transporte de Valledupar S.A.S. - SIVA S.A.S., y el Consorcio Sistemas Estratégicos de Transporte, integrado por las empresas KMA Construcciones S.A. y CICON S.A.S.. 

Según la Contraloría, "el plazo inicial de ejecución del contrato de obra No. 040 de 2014 era de 16 meses, pero el mismo fue prorrogado en el tiempo y su valor adicionado en más de $12.000 millones, para una cuantía de $41.756 millones de pesos". 

Sin embargo, "se sustrajeron $3.352 millones, mediante acta modificatoria del 22 de marzo de 2017, para un valor final del contrato de $38.403 millones, y un plazo de ejecución final en 36 meses y 10 días, de los cuales, más de un 80% ha sido cancelado al contratista, es decir $31 mil millones. El contrato se encuentra aún en ejecución", señaló el organismo de control.

La gerencia departamental de la Contraloría verificó la totalidad de los comprobantes de egreso, cotejándolos contra cada una de las respectivas actas de obra, informes, el expediente contractual y acorde con las visitas efectuadas en obra, y encontró irregularidades por más de $2.506 millones, generados a partir de los pliegos de condiciones, ejecución del contrato y daños en las obras.

"En efecto, entre los hallazgos relacionados con daños en las obras se encuentran: en la estructura del canal de la calle 44 ($1.727 millones), en el boxculvert de la carrera 5 (más de $76 millones) y en la Avenida Simón Bolívar ($232 millones)", reveló el organismo. 

La Contraloría pudo igualmente establecer que algunos tramos de la construcción del canal en concreto presentan debilidades en calidad y estabilidad de la obra, así como en los  procedimientos constructivos, con presencia de diferentes patologías en la estructura que hacen inservible la obra y ponen en riesgo los recursos invertidos en lo que se ha ejecutado.

Contrato 

El contrato tenía por objeto la construcción y rehabilitación de la malla vial, espacio público, optimización de las redes de acueducto y alcantarillado sanitario, y construcción del colector de aguas lluvias de la avenida Simón Bolívar, entre las glorietas del Terminal y La Ceiba. 

También incluía la optimización del canal de aguas lluvias de la calle 44, también conocido como 'Canal de Panamá', desde la glorieta del Terminal, hasta el río Guatapurí, así como sus obras complementarias.

Además, de los recursos aportados por el Departamento del Cesar y el Municipio de Valledupar, mediante convenios de cofinanciación, el proyecto se financió con recursos de la Nación, que se dispusieron a favor del SIVA S.A.S. a través del Documento CONPES # 3656 del mes de abril de 2010, donde expresamente se había establecido que el proyecto disminuiría la emisión de gases y partículas contaminantes del Sistema, así como los tiempos de viaje de los usuarios de transporte público, debiéndose convertir en un proyecto central para la recuperación urbana de la ciudad de Valledupar, y de su centro histórico como atractivo turístico. 

Las obras debían generar 9.500 empleos para la región, así como las mejoras necesarias en materia de movilidad y aprovechamiento del espacio público.
 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido