Cargando contenido

Economistas y analistas revisan las cifras reveladas por el Dane, que se convierten en una radiografía de la perspectiva económica.

Producción Industrial
Ingimage

Dos cifras reveladas este jueves por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) se encuentran en el centro del debate de expertos y analistas: un desempleo disparado que se ubicó en enero pasado en 12.8% y un crecimiento económico para el año 2018, de 2.7%.

Los dos indicadores, que dividen opiniones en una mezcla entre alarma (en el caso del desempleo) y optimismo y preocupación (frente al crecimiento económico), se convierten en una radiografía del estado por el que atraviesa el país.

La tasa de desempleo se ubicó en enero pasado en 12,8%, lo que representa un incremento de un punto porcentual frente al mismo mes en 2018, según informó el Dane.

La cifra implica que en Colombia hay un total de 3,1 millones de personas desocupadas, mientras que la cifra de ocupados llega a 21,6 millones y la de inactivos de 14,3 millones.

En contextoAumentó el desempleo en enero y llegó al 12.8%

Los números oficiales indican también que el desempleo urbano en el país aumentó a 13,7 por ciento en enero en comparación con el mismo mes del año pasado.

El Dane afirmó que 289.000 personas se quedaron sin empleo de un año al otro. La mayoría trabajaba en sectores de comercio, hoteles y restaurantes en pequeñas localidades municipales.

Las razones y análisis

El director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, afirmó que hay varias coyunturas que impactan desde el año pasado la generación de empleo. Entre ellas citó el estancamiento de la oferta laboral en el sector inmobiliario, asociada a la sobreoferta de inmuebles residenciales y no residenciales.

Desempleo en Colombia
Desempleo en Colombia
AFP

Por otro lado, la tasa global de participación bajó al 65,3 % en enero, mientras que en el mismo mes de 2018 fue del 65,4 por ciento.

Igualmente el Dane reporto que en el trimestre comprendido entre noviembre de 2018 y enero de 2019 la tasa de desocupados ascendió a 10,4 %, mientras que para el mismo período comprendido entre 2017 y 2018 esa cifra fue de 9,6 %.

También mencionó el comportamiento negativo del sector de comercio, hoteles y restaurantes, posiblemente afectado por la masificación de tiendas de descuento, basadas en modelos con baja demanda de empleo.

Así como las fuertes lluvias de finales de 2018, asociadas el fenómeno meteorológico de El Niño, que obligaron al sector agropecuario a adelantar cosechas y postergar "el enganche de empleo".

De interésEmpleo por horas: la ministra de Trabajo, Alicia Arango, sale en su defensa

El aumento en la cifra de desocupados no significa que se esté registrando un "aumento significativo en el desempleo de larga duración", sino que se trata de un "desempleo de coyuntura", agregó Oviedo.

Coyuntura y migración venezolana

Sin embargo, el Centro de Estudios de Trabajo (Cedetrabajo) aseguró que la alta tasa de desempleo del 12,8% en enero obedece a la "incapacidad del país de generar trabajo de calidad".

Venezolanos buscando empleo
Migrantes venezolanos
AFP

El director del Cedetrabajo, Marío Valencia, señaló que la situación no es " una situación meramente coyuntural, sino fundamentalmente estructural que es el resultado de la incapacidad del país de generar trabajo de alta calidad".

Valencia recordó que las cifras reflejan también en el hecho de que "hay 63 mil trabajadores por cuenta propia adicionales y que los sectores más productivos del país no están generando empleos sino que, por el contrario, están es destruyendo empleos a un ritmo mucho mayor a lo que se hacía el año anterior".

Por su parte las Centrales Obreras consideran que el desempleo subió este año debido a que el Gobierno no ha podido dinamizar la generación de empleo formal, y a la masiva llegada de ciudadanos venezolanos que también presionan el mercado laboral.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) advirtió que se debe revisar el modelo económico ya que "si no se rectifica a tiempo, las cifras de desempleo seguirán creciendo".

¿Repunte económico o estancamiento?

La otra cifra sobre la que se ha posado la mirada de expertos y analistas es la de la economía colombiana que -según el Dane- creció un 2,7 % en 2018, cifra superior a la registrada en el 2017.

Bogotá obtuvo una calificación de 8,30 puntos sobre 10, Antioquia alcanzó una puntuación de 6,71 y Santander una evaluación de 6,29.
Bogotá obtuvo una calificación de 8,30 puntos sobre 10, Antioquia alcanzó una puntuación de 6,71 y Santander una evaluación de 6,29.

RCN Radio

La entidad señaló que en el 2017 el país realmente tuvo un crecimiento económico del 1.4% y no del 1.8% como se había señalado en febrero del 2018.

En contextoEconomía colombiana creció 2.7% durante el 2018

Según los datos del Dane, el principal impulsor de la economía fue el sector de "administración pública y defensa; planes de seguridad social de afiliación obligatoria; educación; actividades de atención de la salud humana y servicios sociales", que subió un 4,1 % y contribuye con 0,7 puntos porcentuales a la variación anual.

Por otra parte, el rubro de comercio, tanto al por mayor como al por menor; la reparación de vehículos automotores y motocicletas; el transporte y almacenamiento; el alojamiento y servicios de comida se incrementó un 3,1 % y aporta 0,6 puntos porcentuales a la subida anual.

Finalmente, el sector de "actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades de servicios administrativos y de apoyo" creció un 5 por ciento y contribuyó con 0,4 puntos porcentuales al incremento en 2018.

La única actividad que tuvo un comportamiento negativo el año pasado fue la explotación de minas y canteras, con un -0,8%, pese a que el sector ha presentado mejoras.

El PIB total fue de 976 billones de pesos, en comparación con los 920 billones de 2017.

El resultado del Producto Interno Bruto (PIB) es levemente más bajo que el 3,0% estimado por el anterior gobierno de Juan Manuel Santos e igual al estimado por el Fondo Monetario Internacional.

El crecimiento de 2018 es el rendimiento más alto desde 2016, pero refleja un ritmo lento de recuperación teniendo en cuenta que la base de comparación de 2017 fue a la baja, coinciden analistas.

Más enCorte mantiene incremento de 1,5% a pensionados que superen las 1.300 semanas

Para este año el gobierno espera un crecimiento de 3,6%. "Ahora nos enfocaremos en fortalecer los sectores que necesitan un empujón para mejorar su comportamiento y llegar a crecer 4,5% en los próximos cuatro años", dijo el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Opiniones enfrentadas

Para el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, el crecimiento de 2,7% de la economía el año pasado genera optimismo frente al comportamiento económico este año, lo que motiva a todos los sectores a continuar un proceso ya no de recuperación, "sino de alcanzar cifras cercanas al 4%, hecho que puede ser posible con las buenas expectativas que se tienen para 2019”.

Según el dirigente gremial, el país también tiene que enfocarse en tres frentes para lograr tasas de crecimiento y sostenidas: “Aumentar la productividad de las empresas, superar los serios obstáculos en materia de competitividad y la implementación de políticas claras de desarrollo empresarial”.

De acuerdo con informes de la ANDI, "Colombia terminó el 2018 con indicadores que reflejan la solidez de la economía: un entorno macro económico estable; un déficit en cuenta corriente del orden del 3,5%; un buen desempeño del comercio exterior y un aumento de la inversión extranjera directa petrolera y no petrolera".

Pese al repunte, "la economía no marcha", dijo a la AFP Eduardo Sarmiento, director del Centro de estudios económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería.

El analista afirmó que la economía colombiana lleva cinco años creciendo "por debajo de su potencial, que es por encima de 4%".

"La política monetaria no está equilibrada, la balanza de pagos es deficitaria y existe una estructura de gastos muy ineficiente", sostuvo.

Con el objetivo de "reactivar" y dinamizar la economía, el gobierno Iván Duque impulsó una reforma tributaria, llamada Ley de Financiamiento, que aumentó los impuestos y otorgó incentivos para las empresas.

La iniciativa, aprobada por el Congreso en diciembre, también apuntaba a reparar un presupuesto supuestamente "desfinanciado" que había recibido administración de Duque. El gobierno de Santos niega haber dejado un monto nacional en cifras negativas.

Fuente

Sistema Integrado de Información, EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido