Felipe Bayón aseguró que estos actos contra la infraestructura terminan por lesionar la producción del país

Ecopetrol
Ingimage

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, afirmó en RCN Radio que la empresa está dispuesta sentarse a la mesa para dialogar con las comunidades que están protestando en el departamento del Meta, pero solo lo hará cuando se dejen a un lado las vías de hecho, como los actos vandálicos que han afectado varios campos petroleros de esta región del país.

Según el directivo, "estamos listos a sentarnos con los contratistas y si el Ministerio de Trabajo tiene que auditar (este proceso de selección del personal de la empresa) apoyaremos esta decisión, pero no es con actos vandálicos y agresiones como se soluciona el tema. Esto no es una protesta pacífica", afirmó Bayón.

Dijo además que en los últimos años se han generado 5 mil empleos a personas en esta sección del país, pero sostuvo que "la empresa está en la libertad de movilizar a nuestros técnicos donde los necesitemos".

Dijo que estos actos contra la infraestructura terminan por lesionar la producción del país, por lo que invitó a los manifestantes a dejar a un lado estos actos vandálicos y sentarse a la mesa a discutir la problemática laboral de la zona.

Señaló que tanto las autoridades seccionales, como la Fuerza Pública y el Gobierno, han estado activos para buscar una solución definitiva a este capítulo.

Decisión 

Y es que a raíz de los bloqueos, actos de vandalismo y protestas en varios campos del Meta, Ecopetrol decidió suspender 27 contratos de operación lo cual, según la empresa, afecta directamente oportunidades laborales para 1.889 personas de la región.

Los campos afectados con estos ataques a la infraestructura son Castrilla y Chichimene. Según Ecopetrol,  "en las últimas horas mientras un grupo de trabajadores de Ecopetrol realizaba ronda de pozos en la zona Norte del campo Castilla, fueron sorprendidos por manifestantes encapuchados que intentaron agredirlos, mientras escuadrones del Esmad los protegieron”.

La empresa sostuvo además que en uno de los predio privados donde se encuentra el clúster 42 del campo Castilla, "encapuchados prendieron fuego a un cultivo de palma, lo cual ocasionó un incendio que está controlando la unidad de Bomberos de la compañía".

Los sabotajes completan ya más de una semana y han dejado pérdidas superiores a los $70.000 millones.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido