La divisa norteamericana cerró el mercado el martes sobre los 2.912 pesos en promedio, lo que representa un aumento de 30 pesos con respecto a la Tasa Representativa del Mercado (TRM). Y registró una leve recuperación tras perder más de 250 pesos en los últimos 15 días. Según analistas del mercado cambiario, esta variación obedece principalmente a las dudas que se tienen respecto a si la Reserva Federal (FED) subirá las tasas de interés antes de terminar el año y también a la caída de los precios internacionales del petróleo cercana al 5% en la última jornada. Orlando Santiago, gerente de Fénix Valor, sostuvo que la actual volatilidad dificulta establecer cómo se mantendrá el dólar antes de terminar el año, pero señaló que en vista de los anuncios internacionales el nivel estaría entre los 2.600 y 2.800 pesos. "Las expectativas de un incremento de las tasas de cambio por parte de la Reserva Federal de Los Estados Unidos (FED), trajo consigo una caída del dólar en los últimos 15 días causando que cerrara el mercado la semana pasada en niveles de 2.850 pesos". Y agregó, “además de las decisiones de la FED, otro de los puntos que puede incrementar la volatilidad de la divisa, tiene que ver son los anuncios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) donde se informará sobre la producción récord del crudo”. Para lo que resta de la semana el analista indicó que probablemente se mantendrá por debajo de los 2.900 pesos. “A diferencia de esta semana donde el dólar abrió al alza, se espera que para finalizar el mes la moneda norteamericana se sitúe sobre los 2.800 pesos”. Por último el analista indicó que “los inventarios semanales de petróleo y las noticias que surjan del conflicto en Siria podrían debilitar las cotizaciones del crudo y fortalecer al dólar”.