Cargando contenido

La cadena entró a un proceso de reorganización empresarial en la Superintendencia de Sociedades.

DON JEDIONDO
'Don Jediondo' en uno de sus restaurantes.
Colprensa

La Superintendencia de Sociedades aceptó el proceso de reorganización para la sociedad 'Don Jediondo: Sopitas y Parrilla S.A.S'. Esto después que la cadena de restaurantes argumentara que tiene grandes inconvenientes económicos para seguir funcionando.

Debido a esto, se realizará una reestructuración administrativa que incluye el cierre de siete restaurantes en Bogotá, Cartagena y Santa Marta, así como la reducción de su planta de personal en un 10%.

Lea además: Resurrección del iPhone ayuda a Apple a lograr un inicio de año récord 

Entre los locales que cerrarán sus puestas se encuentran: Plaza de Las Américas, Tunal, Galerías (Bogotá), Soledad, Antares, Soacha (Cundinamarca), Bocagrande (Cartagena) y Arrecife (Santa Marta).

En el auto No. 2020-01-028142 se reconoce que la Sociedad cuenta con obligaciones por un valor de $ 8.679.445.908. Igualmente, se indica la reestructuración para la forma en cómo se le pagará a los proveedores y finalizar los contratos de arrendamiento, principalmente en centro comerciales. 

En su petición, los restaurantes presentaron cifras que permitieron establecer una disminución en sus ventas desde el año 2013 por cada local. Los documentos revelan además que existen resultados netas en perdida por el ingreso de grandes competidores en la categoría de "comida típica" que ofrecen precios más bajos.  

Lea también: En segundo semestre de este año estará lista la reforma pensional: Mintrabajo 

La compañía registró pérdidas al cierre del año pasado y las atribuye, entre otras cosas, al hecho de que está pagando más IVA, las ventas en sus restaurantes están cayendo desde 2013 y el paro camionero de 2016 hizo que se disparara el costo de los alimentos para preparar sus platos típicos.

En el 2016, se indica, se presentaron varias situaciones que aumentaron la crisis. Además del paro camionero -que se extendió por dos meses- los cambios ambientales aumentaron el valor de la materia prima agrícola que utilizan para sus platos, lo que generó un aumento considerable en el gasto logístico y perdidas económicas.  

Un año después, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) adelantó el embargo de las cuentas bancarias de la cadena, lo que aumentó la crisis financiera "con relación al flujo de caja". 

Le puede interesar: Duque sobre Aida Merlano: que Maduro deje de "distraer las cosas" e Interpol la deporte

La Superintendencia ordenó realizar una serie de acciones con el fin de mejorar las condiciones financieras de la Sociedad, mejorar el flujo de caja y convertir la inversión en activos de mayor liquidez.

Igualmente se le pide a la Sociedad -que tiene como imagen y uno de sus principales accionistas al reconocido humorista Pedro González- abstenerse de realizar enajenaciones que no estén comprendidas en el giro ordinario de sus negocios, ni constituir cauciones sobre bienes del deudor.

Tampoco podrá "hacer pagos o arreglos relacionados con sus obligaciones, ni adoptar reformas estatutarias ni, en general, adelantar operaciones societarias o contractuales que supongan erogaciones reales o potenciales a cargo de la sociedad".

Los representantes de la Sociedad deberán realizar una actualización del inventario de activos y pasivos, con su respctiva documentación y estractos financieros.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido