En la Cámara de Representantes fue radicado un proyecto de ley que busca asegurar que las propinas sean para el personal de servicio de restaurantes, bares y establecimientos comerciales y que de no ser así, los dueños puedan ser sancionados severamente.

El autor de esta iniciativa es el representante Efraín Torres, del Partido de la U, quién explicó que los dueños de establecimientos que no respeten que las propinas se entreguen al personal de servicio, incurrirán en faltas y serán sancionados económicamente y hasta podrían ser cerrados los lugares.

"En lo que tiene que ver con la apropiación de las propinas por parte de los empleadores, allí podría entrar a sancionar el Ministerio de Trabajo hasta por más de 3.400 millones de pesos. El que no cumpla con las normas vigentes y sea reiterativo en las faltas podría verse afectado con el cierre del establecimiento", afirmó.

Este proyecto también estipula que cuando se imponga en los establecimientos la propina dentro de las facturas y se aplique una obligatoriedad al consumidor, la Superintendencia de Industria y Comercio podría imponer multas hasta por más de 1.300 millones de pesos.

Finalmente, el congresista explicó que esta iniciativa surge de la necesidad de garantizar que a los empleados de estos establecimientos se les asegure esta bonificación por el buen servicio que se presta.

"A diario recibimos denuncias de empleados de las cadenas de servicios, bares y restaurantes por irregularidades en este tema, a partir de la aprobación de este proyecto pondremos fin a esta situación", aseguró.

Al ser fiscalizadas las propinas por los empleados, meseros, bartenders, chefs y demás empleados del personal del servicio podrán contar con un aumento salario de en promedio 150 mil pesos, lo que representa un importante incremento en el ingreso de estas personas, reconoció el representante Efraín Torres.