La estatal colombiana cerró operaciones en tres de los campos más importantes de producción petrolera del país que funcionan en Meta.

Ecopetrol
Ingimage

Según un comunicado de la empresa, la suspensión afecta a sus campos Castilla, Chichimene y CPO-9, ubicados en los municipios de Acacías y Castilla La Nueva.

"La afectación principal está en el bloque Cubarral que comprende los campos Chichimene y Castilla, en donde tenemos un total de 800 pozos parados a la fecha", dijo el vicepresidente de la Regional Oronoquía, José Cotello.

Igualmente, la compañía informó de que los manifestantes "provocaron incendios, tiraron voladores y objetos contundentes contra la infraestructura, poniendo en grave riesgo la seguridad de las personas debido a que en las instalaciones se manejan y almacenan hidrocarburos que requieren procedimientos especiales de seguridad".

Además, Eco petróleo denunció que los encapuchados agredieron a cerca de 90 trabajadores a los que obligaron a salir de las instalaciones y que cuatro de ellos resultaron lesionados.

"Las intimidaciones y hechos violentos se extendieron a los equipos de 'workover' (tienen por objeto aumentar la producción o reparar pozos existentes) y perforación, lo que obligó a la suspensión de las actividades programadas", agregó Ecopetrol en el comunicado.

Ante los hechos, la petrolera hizo un llamado a las autoridades regionales para que "ejerzan su función constitucional y garanticen el restablecimiento inmediato del orden público, la protección de sus trabajadores, el derecho al trabajo y la integridad de sus instalaciones". 

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido