Cargando contenido

Aseguró que el 90% de los 20 mil comerciantes registrados ante la Cámara de Comercio que ejercen su actividad dentro de la formalidad, reconocen ser víctimas de extorsión y aseguró que el 10% restante no denuncia por temor.

"Estos son los lamentables sucesos de la inseguridad que atentan contra la integridad personal y el patrimonio de los tenderos que se hace extensivo a otros subsectores como minimercados y todo comerciante", indicó Sergio Soto.

Según un sondeo que hizo la seccional a los tenderos en el Valle de Aburrá, se pagan en promedio entre 50 y 250 mil pesos a las bandas criminales.

El directivo exigió al Gobierno Nacional que se diseñe un mecanismo de denuncia no formal, es decir que no requiera la información del denunciante para evitar retaliación por parte de los criminales.